El momento ideal para tener otro hijo

La difícil decisión de tener otro hijo. ¿Cuándo es el momento ideal ?

¿Cuándo es el momento ideal para tener otro hijo? Llega un momento en que los padres se encuentran en la disyuntiva de tener un hijo más y se preguntan: ¿cuándo es el momento ideal para tener otro bebé?. Entonces surge otro interrogante: ¿Ideal para quién?

Generalmente, la pregunta surge porque los padres temen que el niño no acepte otro hermanito o hermanita, o que la relación estrecha que se tiene con el primogénito se rompa y éste se sienta desplazado, o que surjan sentimientos de rivalidad entre ellos.

El segundo embarazo

Celos de hermanos

El Doctor Brazelton, considera que en efecto, ningún primogénito, hombre o mujer, quiere la intromisión de alguien más, por lo que sugiere que los padres sean quienes decidan por sí mismos cuándo es el momento para tener otro bebé.

Para que el hijo único aprenda a compartir y aceptar a su nuevo hermanito, los padres pueden, según la edad del niño mayor, asignarle tareas en beneficio del bebé: alimentarlo, traer pañales, ayudar a sostenerlo, escoger la ropa y ayudar a vestirlo.

En cuanto a la rivalidad entre hermanos, se debe tomar en cuenta que ésta es normal e inevitable, a veces se dice que en la rivalidad los niños aprenden sobre los demás y sobre sí mismos, así como a cuidarse entre sí.

Por lo tanto, lejos de preocuparse en proteger a un niño de los sentimientos de rivalidad, lo ideal es enseñarle a sentirse responsable del bienestar de su hermano y de la familia; todo esto se deriva de saber compartir con un hermano, recordándole que una de las más lindas oportunidades de aprendizaje es aprender a convivir con otros.

Cada hijo tiene una personalidad diferente

Es necesario recordar a los padres, que es imposible tratar a los hijos equitativamente ya que, cada niño es una personalidad diferente, por consiguiente necesita que se le vea de manera distinta. Por lo tanto, no debe haber sentimientos de culpabilidad en los padres respecto a la diferencia de sentimientos hacia los hijos y ellos tampoco deben tener problema con ello.

Aunque puede ser agotador tener que acomodarse a cada uno, lo importante es hablar abiertamente de las diferencias, pero sin emitir juicios acerca de ellas para favorecer la situación y lo que a la larga proporcionará un mejor conocimiento de sí mismos.

Según el Doctor Brazelton, los niños que han recibido el apoyo de los padres, aunque de diferentes maneras, tienen mejores oportunidades. Si los padres valoran la individualidad de cada niño y luego le comunican su noción de cuáles son sus cualidades particulares, estarán dándole apoyo a cada uno. A medida que se les expliquen estas fuerzas, los niños serán capaces de entenderlas y valorarlas.

Claudia Lou Meda. Colaboradora de GuiaInfantil.com
Psicóloga Clínica
Orientadora Escolar