La organización de los juguetes

Qué hacer para que tu hijo cuide y guarde sus juguetes

Es muy común que, a medida que los niños vayan creciendo, empiecen a amontonar juguetes por todas partes de la casa. Aparecen montones por todos lados y una buena organización se hace cada día más necesaria. No se puede exigir de un niño que recoja sus juguetes cuando acabe de jugar sin antes predeterminar un lugar para cada cosa. Antes de exigir, hay que enseñarle a clasificar y ordenar cada juguete, estableciendo un lugar para cada uno.

Cómo organizar los juguetes en casa

Para establecer un orden y una clasificación de los juguetes,  hay que tener claro el lugar en el que se van a guardar los juguetes. Es aconsejable que elijas el sitio más adecuado y lo hagas con tu hijo: puede ser en un rincón de la habitación, en otro cuarto, en el jardín, en un armario, etc. Es importante que el lugar donde se guarden los juguetes sea el mismo donde el niño suele jugar. También es fundamental que el espacio de juego sea seguro, esté bien ventilado, protegido, tenga buena iluminación, esté limpio y sea idóneo para que el niño pueda jugar espontáneamente, tranquilo y sin presiones.

Niña jugando con las construcciones

Después de encontrar el local adecuado, una buena idea sería dar un nombre a cada rincón. Dar un nombre como "rincón de magia" (juegos de mesa), "rincón de la lectura"(libros), o "rincón de las profesiones" (juegos de médico, de carritos, de bloques) y así en adelante. Se puede llamar también "cajonera de", "bolsa de", o "caja de". Lo importante es separarlos según la actividad que desarrolla cada uno. Si tu hijo ya sabe escribir, pídele que escriba el nombre de cada rincón con su propia letra. Jugando, podréis ordenar y, a la vez, ayudar a tu hijo a adquirir el hábito de guardar sus juguetes.

La responsabilidad de los niños con los juguetes

Como todo, enseñar al niño a que guarde y cuide de sus juguetes tiene que hacerse desde pequeño. Si se insiste en que cada vez que termine de jugar tiene que colocar cada juguete en su sitio, se creará en él la rutina de recoger siempre. Y siempre hay que recordar que los niños imitan lo que ven, por lo que los padres también deben procurar ser ordenados. La responsabilidad de organizar sus juguetes no llegará en un minuto. Los padres deben enseñar a sus hijos cómo se guarda cada juguete, con mucha paciencia, para que se vaya acostumbrando poco a poco.

Invitados en casa para jugar

Cuando tu hijo traiga a un amiguito para jugar en casa, aprovecha la ocasión. Ese es un buen paso para que tu hijo aprenda a compartir sus juguetes. Explícale que debe ofrecer un juguete a su amiguito para que él también se divierta. Es normal que haya disputas por algún juguete. En ese caso, despierta la atención de los niños para hacer otra actividad. Es importante que al terminar de jugar, jueguen a recoger los juguetes. Así darás la oportunidad a tu hijo para que "presuma" delante de su amigo, de colocar todo en orden.