Evitar los mareos y vómitos en niños y bebés

Trucos para evitar los mareos de los niños en los viajes

Llegan las ansiadas vacaciones y la familia al completo se dispone a disfrutar de un merecido descanso. El problema es saber qué destino escoger y cuál va a ser el mejor al viajar con niños. Existen varias alternativas y también distintos tipos de transporte, como el avión, el tren, el autobús o el coche. No obstante, el coche sigue siendo el medio más utilizado para viajar en carretera con niños. 

Por qué se producen los mareos y vómitos de los niños en los viajes

Nino-mareado

No todos los niños se marean, pero sí es bastante común entre los más pequeños. Hay niños más susceptibles de marearse que otros, especialmente los más inquietos. Afecta sobre todo a niños mayores de 2 años y constituyen malestares al niño, preocupaciones para los padres, y un riesgo de despiste e incluso de accidente durante el viaje. Pero, ¿por qué se producen los mareos?

Los mareos en los niños se deben a varias causas, pero la principal es la estimulación excesiva del aparato vestibular (relacionado con el equilibrio y control espacial y está en la parte del oído interno). Es el llamado mareo por movimiento, un tipo de mareo que se agudiza a partir de los 2 años y desaparece poco a poco según va creciendo el niño. Suele desaparecer a los 12 años. 

Los principales síntomas son náuseas y los vómitos cíclicos. También los bostezos, salivación excesiva y palidez. Este tipo de mareo prolongado puede provocar hipotensión arterial y deshidratación.

Consejos para evitar los mareos y vómitos de los niños en los viajes

1- Si el niño es muy pequeño, lo mejor es consultar al pediatra antes de emprender un viaje en coche. Solo él podrá administrar algún producto que pueda reducir los mareos del niño.

2- En caso de niño mayores, es decir, a partir de los 3 años, se les puede dar algún caramelo o chicle que evitan mareos.

3- Intente que el niño se fije en las cosas, paisajes, detalles, del camino. Juega con él al 'veo veo', a trabalenguas, adivinanzas o a cualquier otra actividad que le haga olvidarse del mareo.

4- Entreténgale poniendo alguna música infantil y lo anime a que cante y hable. Cuéntale cuentos.

5- Evite que el niño lea.

6- Mantenga el coche aireado. No fume durante el viaje.

7- Haga una parada cada dos horas para que todos puedan estirar las piernas y renovar el aire.

8- No des de comer al niño antes del viaje. Eso puede sobrecargar su estómago. Es preferible que él coma alimentos secos y ricos en hidratos de carbono. Y que no tome bebidas gaseosas ni leche.

9- Durante el viaje, si el niño tiene hambre, ofrézcale alguna galleta o chuchería

10- En caso de que el niño vomite, hágale beber pequeñas cantidades de agua azucarada, con frecuencia.

11- Si el niño se duerme, esté preparado con bolsas a mano, por si él se despierta con ganas de vomitar.

12- Si el niño devuelve, no te pongas nervioso. No ayudará a que se mejore la situación. Con estos cuidados, los padres podrán disminuir el riesgo de los mareos.