Causas y síntomas de vértigo en la infancia

Cómo diferenciar el mareo o ansiedad del vértigo en los niños

Estefanía Esteban

El vértigo es un trastorno del sentido del equilibrio que se puede desencadenar por mucho motivos. Es menos habitual que se de entre los niños, aunque por supuesto, se pueden dar casos. 

Te explicamos cuáles son las causas y síntomas de vértigo en la infancia y cuáles son las diferencias entre vértigos y mareos o angustia.

Las causas y síntomas de vértigo en la infancia que diferencian el vértigo del mareo

Causas y síntomas de vértigo en la infancia

Para un niño no es nada fácil entender la diferencia entre el vértigo y le mareo. Un niño siente que 'las cosas se mueven' cuando a lo mejor es un breve mareo que le hace percibir la realidad de forma distorsionada. Sin embargo, vértigo y mareo son diferentes. El vértigo es una pérdida del sentido del equilibrio, mientras que el mareo es un aturdimiento y sensación de 'mal cuerpo'. A menudo, sin embargo, se comparten síntomas.

El principal síntoma de vértigo en los niños es esa sensación de que 'el mundo se mueve'. Junto a esta sensación, se dan estos otros síntomas: 

- Palidez.

- Náuseas. Sensación de querer vomitar.

- Irritabilidad.

- Zumbidos en el oído.

- Visión doble.

- Dolor de cabeza.

Lo cierto es que los niños suelen usar más la palabra mareo para describir lo que sienten cuando tienen vértigo, ansiedad, estrés... o cuando están nerviosos. Puedes ayudarle a diferenciarlos explicándole cuáles son los síntomas del vértigo:

Entre las causas más frecuentes del vértigo en al infancia están: 

1. Otitis media. De hecho, casi el 80% de los niños menores de 3 años con problemas de vértigos y mareos, es por problemas con una otitis en el oído medio. En este caso, el tratamiento pasa por la prescripción de un antibiótico y en ocasiones, una intervención quirúrgica para colocar un drenaje en el oído. 

2. Migrañas. En niños algo más mayores (a partir de los 7 años), los dolores intensos de cabeza o migrañas también pueden venir acompañados de un mareo o vértigo que aparece de forma esporádica en plena crisis de la migraña. La falta de sueño y el estrés pueden estar relacionados con las intensas migrañas).

3. Vértigo paroxístico benigno. Supone un desequilibrio que provoca en el niño un episodio de vértigo. Suele producirse entre los 2 y 3 años. No se dan dolores de cabeza, ni náuseas. Simplemente aparece un mareo durante unos segundos. Es esa 'sensación de caerse'. El niño puede que se asuste e intente agarrarse a algún sitio, pero la sensación dura muy poco y en seguida recobra la normalidad. Esta es la segunda causa de vértigos en niños, y desaparece con la edad. De hecho, este tipo de vértigo es muy raro encontrarlo en niños mayores de 7 años. Suele estar relacionado con una mala postura o una tortícolis. La mayoría de niños que sufren estos vértigos de pequeños, presentan más adelante episodios de migrañas.

4. Problemas de visión. Cuando hay un problema de visión, el niño nota un vértigo o mareo intenso cada vez que tiene que esforzarse para ver. Esto también conlleva dolor de cabeza.

Existen otras muchas posibles causas de vértigos, pero son menos frecuentes entre los niños. Por ejemplo, se pueden dar vértigos por culpa de un episodio de epilepsia, o después de un traumatismo craneal, por culpa de alguno medicamentos o por lesión del oído interno.