7 señales claras que indican que un bebé tiene hambre

Lo que ocurre si los padres no detectan a tiempo que el niño quiere comer

Sabina Criado

El recién nacido es un ser inmaduro, cuya capacidad de comunicación es bastante limitada. Ojalá pudiera hablarnos para explicarnos qué le ocurre o qué necesita en cada momento ¿verdad? Y así puede pasar, que muchas veces los padres pensamos que llora porque tiene sueño o le molesta la etiqueta del body y realmente se trata de otra cosa: quiere comer. Estas son las señales de que un recién nacido o un bebé tiene hambre.

Cómo saber si un recién nacido o un bebé tiene hambre

cuando el bebé tiene hambre

Como ya sabréis, la principal forma de comunicación del bebé es el llanto, pero hay diferentes tipos de llanto: con el que reclama que se ha hecho pis o caca, aquel que nos indica que tiene calor, que le duele la tripa, que está incómodo por cualquier cosa o que simplemente necesita cariño y quieren que lo cojan.

Saber distinguir unos de otros lleva su tiempo y hace que durante los primeros días o semanas los padres, sobre todo los primerizos, anden un poco estresados intentando descubrir qué le pasa a su retoño.

En cuanto al hambre se refiere, suele ser en la mayoría de los bebés un llanto fuerte, agudo y breve. Es muy normal relacionar el llanto del bebé con el hambre, no obstante y, como hemos visto más arriba, no siempre es así. A continuación, vamos a ver algunos indicadores que nos alertan de que al pequeño te toca la siguiente toma y que nos ayudarán a adelantarnos a los episodios de llanto:

señales para saber que el bebé tiene hambre

1. El bebé que empieza a tener hambre, al principio, abrirá los ojos y estará más atento a su entorno.

2. Puede mover la cabeza de un lado a otro, buscando alimento que le calme.

3. Abrirá la boca y sacará la lengua, ¡puede incluso hacer algún sonido!

4. Se llevará la mano a la cara o a la boca.

5. Puede incluso empezar a succionar la mano. Esto le calmará bastante durante unos minutos, pues la succión en el recién nacido es una fuente de placer. No obstante, pronto se dará cuenta que de su mano o dedos no sale ningún tipo de alimento, y empezará a llorar.

6. Puede que ponga en marcha el reflejo de búsqueda, es decir, si le tocamos la mejilla, frente, nariz, el bebé dirigirá los labios hacia donde le toquen.

7. Si tienes al bebé cogido en brazos, puede girar la cabeza hacia el cuerpo de la persona que le tenga cogido, mostrando nerviosismo.

Consecuencias de que no detectar que un bebé tiene hambre

bebé tiene hambre

Como decía anteriormente, es muy común relacionar el llanto del bebé como una primera señal de hambre, pero ya has visto que ¡llegamos un poco tarde! Es más cuando el niño llora por hambre es que tiene 'mucha hambre' Así, es importante prestar atención a estas señales y adelantarse. ¿Qué consecuencias puede tener para el pequeño que los padres no adviertan esta situación?

- La toma correspondiente, sobre todo si es de pecho, será menos satisfactoria que si se produce con antelación. Si ha comenzado a llorar, estará nervioso y, por tanto, le costará mas engancharse al pecho, incluso pueden producir tirones en pezón, siendo muy molesto para la madre.

- La segunda consecuencia es que aumentará la ansiedad de los padres, ya eso puede hacer que se bloqueen y les cueste darse cuenta de que ese llanto, a veces incontrolable y agotador, viene del hambre y no por otro motivo.

Poco a poco, iréis conociendo por qué llora vuestro bebé, qué es lo que necesita, cuál es su malestar y podréis actuar en consonancia para ayudarle a que se calme. ¡Paciencia y mucho ánimo!

Puedes leer más artículos similares a 7 señales claras que indican que un bebé tiene hambre, en la categoría de Bebés en Guiainfantil.com.