Cómo estimular la memoria visual en los niños

Actividades para trabajar la memoria visual en la infancia

¿Qué es la memoria visual? La memoria visual es un tipo de memoria que almacena o retiene información perceptiva, en este caso visual,(imágenes, letras, dibujos...) para trabajar con ella. Por ejemplo, observar una serie de dibujos durante unos segundos y luego reconocerlos o identificarlos entre un conjunto mayor de imágenes, recordar una secuencia de letras, palabras, etc.

La memoria visual está implicada en procesos de aprendizaje como la lectura y la escritura, (sirve para reconocer palabras, extraer el significado de lo que leemos, recordar la ortografía correcta de las palabras). Este tipo de memoria además, interviene en acciones como, por ejemplo, copiar los deberes de la pizarra, el enunciado de un ejercicio, o reconocer caras, lugares, o recorridos. Pero, ¿cómo estimular la memoria visual en los niños?

Actividades y juegos para estimular la memoria visual en los niños

Juegos para estimular la memoria visual en los niños 

La memoria visual puede servir también como estrategia de aprendizaje, como puede ser recordar cómo es la ortografía de una palabra si la relacionamos con un dibujo, (ortografía ideovisual), Por ejemplo, la palabra burro es con "B", si relacionamos el dibujo de un burrito y la cola tiene forma de "b" recordaremos que Burro se escribe con b.

A continuación mostramos una serie de actividades que podemos hacer con los niños y que estimulan su memoria visual, desde los clásicos Memory o Simón a actividades que podemos trabajar en el aula o en sesiones de reeducación con los niños.

- Memory: encontrar parejas con barajas de cartas, juegos de memoria en el ordenador o tablet.

- Simón: consiste en memorizar y repetir una secuencia de colores cada vez más compleja.

- Mostrar al niño una hoja con imágenes para que las observe durante un tiempo corto, (puede ser una hoja en la que aparezcan dibujos por toda la hoja) retirarlas y pedirle que recuerde lo que había visto, o preguntarle si entre esas imágenes se encontraba un dibujo. Por ejemplo... ¿había un mono en los dibujos que has visto?

- Le podemos mostrar también una imagen, (por ejemplo una foto) y pedirle que recuerde lo que había o preguntarle por cosas concretas de esa imagen, (¿había esto en la imagen? ¿la pelota de los niños era roja?)

- Otra actividad es darle un dibujo para que lo copie, y cuando termine lo retiramos y le pedimos que lo dibuje "de memoria".

- Completar dibujos. Le enseñamos un dibujo, (por ejemplo un payaso), y luego le damos el mismo dibujo pero le faltan detalles que el niño tiene que tratar de completar recordando el primer dibujo.

- Juegos de observación. Le pedimos al niño que mire la habitación en la que está y al cabo de unos minutos le pedimos que se tape los ojos y nos describa la habitación, o nos diga la ropa que llevamos puesta.

- Otro juego puede ser con letras, o palabras. Le mostramos una tras otra una lista de palabras, (6 o 7) y le pedimos después que trate de recordar las palabras que ha visto. O bien le podemos preguntar...¿estaba la palabra libro entre las palabras que has visto antes?

Estas son actividades que estimulan la memoria visual en los niños pero debemos hacerlas siempre como un juego y no quitarle el espíritu lúdico a la actividad, ya que no se trata de "reeducar" a nuestros hijos sino de jugar con ellos y realizar actividades que además de divertirnos nos sirvan para estimular estas facultades.

Debemos recordar que en caso de que exista algún tipo de dificultad que dé lugar a dificultades o problemas de memoria debe ser un profesional el que trabaje estas áreas con el niño y nosotros como padres nos guiaremos por ellos para realizar este tipo de actividades en casa, pero siempre guiados por el experto.

¿Cómo trabajar la ortografía visual con los niños?

Trabajar la memoria visual también puede servirnos para aprender la ortografía de las palabras y es muy útil en niños con dificultades de aprendizaje, por ejemplo con dislexia.

La memoria visual nos puede servir para trabajar la ortografía de aquellas palabras que los niños más fallan. Por ejemplo, el niño escribe "vever" con v, copiar 20 veces la palabra bien escrita, además de aburrido, no garantiza que el niño aprenda que BEBER se escribe con b.

Pero podemos decirle al niño que haga un dibujo que le recuerde que beber es con B, por ejemplo, un niño bebiendo y en el vaso dibujada una "b" y al lado la palabra beber con las letras b escritas en otro color y en otro tamaño.

Podemos hacer una lista de palabras o fichas para cada una de las palabras que fallen y cada día ver esas fichas, retener en la memoria dibujo y palabra y luego deletrear cada palabra.