Cómo desarrollar la empatía en los niños

Consejos para estimular la empatía en la infancia

La empatía es la intención de comprender los sentimientos y emociones, intentando experimentar de forma objetiva y racional lo que siente otro individuo, es decir, la capacidad de de ponerse en el lugar del otro.

Tristeza, alegría, miedo, ira, son sentimientos que todos hemos tenido alguna vez. En Guiainfantil.com te contamos por qué es tan importante que fomentemos la empatía en los niños y cómo lograr que sean empáticos.

¿Cómo conseguir que los niños sean empáticos?

Desarrollar la empatía en la infancia

Cuando los niños son muy pequeños piensan que todo el mundo gira alrededor suyo. Según van creciendo van comprendiendo y, lloran cuando ven que Bambi se queda sin mamá o ríen si ven alguna película graciosa y, eso ocurre, porque se identifican con los personajes y las emociones de los otros. Eso quiere decir que empiezan a desarrollar la capacidad de la empatía. Si nosotros les ayudamos a poner nombre a esas emociones, a expresar lo que les ocurre, aprenderán enseguida a ser empáticos, es decir, a preocuparse por las necesidades de los demás, a ser compresivos, por lo tanto, irán adquiriendo habilidades sociales, fundamentales para relacionarse con el resto de las personas.

Los niños aprenden con nuestro ejemplo. Si los adultos prestamos atención a las cosas que les ocurren y les hacemos ver que nos importan y tenemos en cuenta sus opiniones, con seguridad, haremos que sean empáticos con los demás. Las situaciones cotidianas son la escuela para el aprendizaje de la empatía.

Imaginad que estamos en casa y llega Juan, nuestro vecino pequeño, llorando porque ha desaparecido su perro, De inmediato salimos a la calle a buscar a su mascota y por la noche preguntamos a nuestro hijo, ¿cómo crees que se siente Juan? Sabremos enseguida que el niño tiene empatía porque se sentirá y nos demostrará que está triste y preocupado.  

Los niños empáticos son más comunicativos porque saben expresar mejor sus emociones y tienen mayor autoestima porque se sienten más seguros, por eso, es muy importante que aprendan a  escuchar y a ser observadores.

Juegos y actividades para educar a los niños en la empatía

- Recurrir a cuentos, canciones, poesías, es una buena idea para que los niños vayan aprendiendo a ser empáticos.

- Hacer teatrillos representando los personajes de un cuento, intercambiar los papeles de cada uno, es bueno para que se den cuentan de cómo se siente cada uno.

- Podemos poner unos dibujos en su habitación, en la puerta del frigorífico, etc. con unas caras mostrando diferentes emociones y, a lo largo del día, aprovechando las situaciones cotidianas, podemos pedir al niño que elija una que demuestre cómo se siente en ese momento. Así poco a poco sabrá expresar cómo se siente, tanto si está triste, alegre o enfadado, sabrá poner nombre a cada emoción y entenderá cuando la otra persona tenga esos mismos sentimientos.

Si los demás sienten que somos empáticos confiarán más en nosotros, empezando por nuestros hijos.

Para terminar os dejo una frase de Lawrence J.:  «La empatía es como dar a alguien un abrazo psicológico»