El ciervo, el manantial y el león. Fábula sobre la gratitud para niños

Fábula de La Fontaine sobre valorar lo que se tiene

A través de las fábulas podemos enseñar al niño valores morales importantes como son: la gratitud, la justicia, la perseverancia o el amor.

En la fábula clásica de La Fontaine El ciervo, el manantial y el león se pretende explicar la importancia de no  infravalorar nuestras cualidades, por pequeñas e insignificantes que nos puedan parecer, ya que son los que más ayuda nos pueden prestar.

Fábula para niños sobre la gratitud: El ciervo, el manantial y el león

El ciervo, el manantial y el león. fábulas sobre la gratitud para niños

Al contemplarse un ciervo en el río se sintió orgulloso de su hermosa cornamenta. Sin embargo, se sintió muy disgustado con sus patas, que le parecían débiles y finas.

Mientras meditaba sobre sus cualidades, apareció un león que comenzó a perseguirle. Echó a correr y se puso a salvo gracias a sus patas. Al entrar en el bosque, sus cuernos se engancharon en las ramas y, el león, en poco tiempo de persecución, lo tuvo a su alcance.

Cuando estaba a punto de morir, el ciervo exclamó para sí mismo:

- ¡Necio de mí! No me gustaban mis patas, que pudieron salvarme, y estaba orgulloso de mis cuernos, que son los que me pierden.

Moraleja: A veces despreciamos lo que más nos ayuda.

Ejercicios de comprensión lectora

Las fábulas encierran un mensaje sobre el que reflexionar. Haz estas sencillas preguntas a tu hijo de comprensión lectora para poder comprobar si el niño ha entendido el mensaje de la fábula.

- ¿Qué le gustaba el ciervo de sí mismo?

- ¿Qué no le gustaba el ciervo de su cuerpo?

- ¿Por qué cazó el león al ciervo?

- ¿Cuáles son las últimas palabras del ciervo?

- ¿Qué es lo que no te gusta de ti mismo y por qué?

- ¿Crees que eso que no te gusta te podría ayudar en algún momento?