Las revisiones de la mujer en el posparto

Cuándo y cuáles son las primeras revisiones de la madre, con ginecólogo, tras el parto

Rita Salvador y Susana De la Flor

Tras el parto, la mujer comienza una etapa de cuarentena en donde aparte de preocuparse por la salud del bebé, también tendrá que cuidar su propia salud. El cuerpo debe volver a la normalidad y el útero tendrá que recuperar su tamaño original.

Durante nueve meses, el cuerpo de la mujer embarazada ha estado cambiando y adaptándose al nuevo estado. El útero aumenta su tamaño de 6,5 a 32 centímetros. Es decir, aumenta cinco veces su tamaño normal. Tras el parto, el útero debe volver a su tamaño y el cuerpo debe recuperarse del esfuerzo del parto.

Cuántas revisiones médicas tiene la mujer tras el parto

Mujer en revisión

Durante el posparto, la mujer deberá someterse a una serie de revisiones médicas, especialmente con el ginecólogo o con la matrona. El primer chequeo tendrá lugar en el hospital y será en los dos o tres días siguientes al parto. La siguiente revisión ya será cuando la mujer haya vuelto a casa con su bebé. La matrona Rita Salvador, de Cummmater, nos explica por qué se realizan esas revisiones tras el parto.

Las mujeres, durante su estancia en el hospital, cada día, la matrona o el ginecólogo, hará una revisión en el posparto. Centrándonos en la madre, básicamente, lo que se hace es observar la correcta involución del útero, es decir, que el útero está volviendo al tamaño previo a la gestación y que la pérdida hemática, los loquios, el sangrado después del parto, es normal. También se examina el periné, la cicatriz de la episotomía y los casos de hemorroides (caso los haya), y se explora las mamas. Cualquier preocupación o problema que tenga la madre debe ser solucionado en esta primera visita al ginecólogo.

En los casos de que sea necesario, es decir, cuando hay sospecha de que la madre tenga anemia, infección urinaria u otro tipo de dolencia, el ginecólogo puede pedirle analíticas de sangre, de orina, de heces... Tras los resultados de las analíticas, el médico puede aconsejar a la madre sobre alimentación, dietas, lactancia materna, y hábitos a seguir en el día a día para su recuperación.

Cuando el parto fue por cesárea, la revisión se realiza de siete a diez días después del parto. Se comprueba si la cicatriz evoluciona bien. Caso el parto haya sido normal o vaginal, se suele examinar a la madre a las seis semanas tras el parto. La madre debe pasar una segunda revisión para comprobar que todo sigue en orden.

Cuándo y cómo son las revisiones de la mujer en el posparto

Te contamos en qué consisten estas revisiones con la matrona:

Una vez en casa, a los diez días aproximadamente, la mujer debería visitar a su matrona para que le ayude y le haga una revisión posparto en la que volveríamos a ver si se da una involución correcta del útero, que el útero sigue disminuyendo de tamaño, que el sangrado es normal, se revisa, en el caso que haya habido un desgarro o una episiotomía, la herida, y sobre todo a nivel de cuidado de las mamas y de revisión de cómo se va encontrando ella y con el cuidado de su recién nacido.