Habilidades sociales en niños TDAH

Relaciones con el entorno en niños hiperactivos

Las habilidades sociales son aquellos comportamientos socialmente adecuados que llevamos a cabo, en nuestro día a día, cuando nos relacionamos con las personas que nos rodean. Tener habilidades sociales nos permite establecer buenas relaciones sociales y esto repercute positivamente en nosotros, mejora nuestra autoestima y hace que nos sintamos bien con nosotros mismos. 

Puede suceder que los niños TDAH tengan dificultades para relacionarse con otros niños o adultos. En Guiainfanitl.com te contamos cómo suelen ser las habilidades sociales en niños con déficit de atención e hiperactividad.

Niños hiperactivos y sus habilidades sociales

Relaciones sociales en niños TDAH

Las relaciones sociales o la competencia emocional son aspectos fundamentales para el desarrollo y la salud mental de los más pequeños. Somos seres sociales y necesitamos relacionarnos continuamente con otras personas para disfrutar de una buena autoestima y de un óptimo bienestar emocional. Sin embargo, no todas las personas somos igual de hábiles socialmente. 

Es frecuente que los niños con TDAH manifiesten dificultades para relacionarse con las personas de su entorno y especialmente con su grupo de iguales, a pesar de esforzarse para ser aceptados socialmente. 

Este hecho ha sido constatado desde hace décadas por diversos estudios de investigación, como el realizado por Orjales en 1995, lo cuales han concluido que efectivamente los niños con TDAH presentan un déficit en habilidades sociales en comparación con su grupo de iguales. Pardos, Fernández-Jaén y Fernández-Mayorales (2009) afirmaron que aproximadamente el 74% de los niños con diagnóstico de TDAH son rechazados por su grupo de iguales. 

Los personas del entorno del niño con TDAH no siempre comprenden su manera de actuar y, debido a la desinformación que actualmente aún sigue existiendo acerca del TDAH, desconocen que las conductas que llevan a cabo son involuntarias y muy difíciles de controlar. Esto genera que muchas veces sean rechazados por sus compañeros de clase, por amigos, por sus profesores e incluso por familiares

Es importante que desde casa ayudemos al niño a adquirir conductas prosociales y a regular sus emociones. Es recomendable que los familiares actúen como modelos y se ocupen de desarrollar relaciones positivas con la finalidad de favorecer un ambiente tranquilo en el hogar, y de que el niño aprenda e interiorice las conductas prosociales que observa en casa. 

¿Por qué los niños con TDAH son rechazados socialmente?

- Impulsividad.

- Comportamientos inoportunos.

- Reacciones exageradas.

- Conductas oposicionistas y desafiantes.

- Falta de autocontrol.

- Falta de reflexión.

- Conductas agresivas verbales o físicas.

- Falta de regulación de sus emociones.

- No cumplimiento de las reglas o normas establecidas.

- Movimientos excesivos y bruscos.

- Falta de escucha atenta.

- Distracción. 

¿Cuáles son las consecuencias de no ser habilidoso socialmente?

- Baja autoestima.

- Sentimientos de ineficacia personal.

- Sentimientos de tristeza.

- No aceptación en el grupo de iguales.

- Aislamiento social.

- Dificultad para resolver conflictos.

- Dificultad para hacer nuevos amigos.

- Dificultad para mantener amigos en el tiempo. 

Por último, nos gustaría destacar la importancia de realizar una intervención temprana que permita ofrecer al niño estrategias y pautas concretas para que pueda desenvolverse con éxito en todos los ámbitos de su vida y desarrollar relaciones sociales positivas en su entorno.