Enseñar a los niños a comportarse en público para evitar destrozos como este

Un niño destroza maquillajes en una tienda por un valor de 1300 euros

Los padres lo sabemos, no podemos perder de vista al niño ni un solo momento en un lugar público y, la razón, no es la que estás pensando. No se trata solo de evitar que se pierdan o que les rapten en una gran superficie, se trata también de evitar que rompan, destrocen, tiren y toqueteen todo lo que tienen al alcance de su mano, una conducta muy común en niños.

Es nuestra responsabilidad como padres enseñar a los niños a comportarse en público porque, si por un momento, prestamos más atención a ese bonito vestido que está en la percha podría ocurrirte como a la madre de este niño que destrozó maquillajes por un valor de 1300 euros.

Un niño destroza maquillajes por un valor de 1300 euros

Niño destroza maquillajes. Lograr que los niños se comporten en público

Esta imagen habla por sí sola, así quedó un expositor de maquillajes en la tienda Sephora en Georgia (USA) después de que un niño pensara que todas esas paletas de coloretes y sombras debían ser geniales para pintar con los dedos. 

Estar muy pendientes de lo que hacen en las tiendas y no perdernos en mirar y tocar nosotros lo que hay es fundamental para evitar males mayores, esta lección la tiene súper aprendida la madre de este niño que destrozó maquillajes por un valor de 1300 euros (1600 dólares)

Una trabajadora de la tienda ha publicado esta imagen en su muro de facebook para advertir sobre el riesgo de dejar a los niños sin vigilancia en comercios. Ella misma, que además de dependienta es madre, es decir, está en ambos lados del problema, da una solución: "mete las manos en los bolsillos", esa era la norma que le daba a su hija una vez entraban en un comercio.

Y es que, muchos padres tienden a despistarse mirando ropa, muebles, complementos o comida en las tiendas. Esto da pie a los niños que tienen ante sí un universo lleno de colores y texturas a tocar todo lo que ven.

Y es que, a los niños no podemos dejarles solos, ni durante un minuto, más aun en lugares públicos, supermercados o tiendas donde todo lo que está al alcance de su vista les llama poderosamente la atención. Si eres padre, habrás tenido que decir ochenta veces aquello de "se mira pero no se toca" y aun así, habrás tenido que quitar la mano de vitrinas y objetos decenas de veces porque la atracción de tocar lo que ven es mayor que las ganas de obedecer

Cómo lograr que los niños se comporten en público

Ningún padres quiere verse inmerso en esa situación en la que el niño ha tirado todos los objetos de una estantería y se han roto, es uno de esos momentos de "tierra trágame". Pero suceden, y la mayor parte de las veces se debe a un descuido nuestro. Es por ello fundamental enseñar a los niños a comportarse en público: 

- Dar ejemplo: si nosotros estamos tocando toda la ropa, sacándola de sus perchas, moviendo objetos de vitrinas, tomando paquetes de galletas y dejándolos en otro lado, cómo vamos pedirles que no toquen nada.

- Antes de entrar en la tienda, debemos explicar a nuestros hijos qué esperamos de ellos. Y además expliquemos qué puede ocurrir si comienza a tocar vasos de cristal, latas apiladas o frascos de colonia. Si se rompen por una mala conducta, la vendedora se enfadará y tendremos que pagarlo.

- Si crees que tu hijo es impulsivo y no puede aguantarse las ganas de tocar puedes, o no entrar en tiendas con él o no perderle de vista ni un segundo. No esperes llevar a un bebé de un año a una tienda y pretender que se autocontrole.

- En caso de que el niño no cumpla las normas, debemos salir de la tienda y decirle que no podrá venir con nosotros de compras mientras no se comporte adecuadamente.

- Si aun así, en un descuido, el niño tiró algo, hemos de pedirle que se disculpe personalmente, esto pondrá un enorme freno a futuros comportamientos.

- Y, por supuesto, si hemos de pagar aquello que ha roto, deberá colaborar con su hucha para cubrir el gasto.