5 ideas clave para que los padres logremos lo que nos proponemos

Raquel Oberlander
Raquel Oberlander Periodista y publicitaria

Casi todas las personas hacemos algún tipo de evaluación al finalizar el año y establecemos metas para los 365 días siguientes. Ya sea por escrito o en forma mental, es casi una conducta humana innata de las personas saludables: evaluar el estado de su vida y establecer cómo queremos cambiarla o mejorarla. Y de hecho, según Víctor Frankl, un neurólogo y psiquiatra austríaco, eso es lo que nos mantiene vivos y nos permite afrontar las adversidades: el tener metas u objetivos por cumplir. 

Sin embargo, no siempre las logramos, y muchas veces abandonamos el camino. Y eso tiene repercusiones en nuestra autoestima y nos hace perder el optimismo. Por eso queremos proponerte algunas ideas y herramientas para que este año te mantengas enfocado y te acerques a esa vida que imaginas.

Planes y propósitos de padres para 2017 

Cómo lograr lo que nos proponemos como padres

1. Ten claras las metas y sobre todo, establece una cantidad limitada de ellas. Si se trata de metas importantes, lo mejor es fijar una por vez. De todos modos, ninguna meta es demasiado grande o pequeña: todo lo que sea importante para tí es válido: Estar más tiempo con tus hijos, perder 5 kilos, escribir un libro, dejar de fumar, cambiar de trabajo, etc. Pero ten presente que si son muchas, es mejor ir focalizando de a una por vez. 

2. Establece metas que tengan un significado profundo para tí y recuerda ese significado cada vez que estés tentado a bajar los brazos.  No es lo mismo decir: “tengo que bajar de peso” que saber que eso es importante “porque siendo una mujer saludable voy a poder cuidar mejor a mis hijos”; no es lo mismo “tengo que ahorrar dinero” que “tengo que ahorrar para poder reformar mi casa y tener una vida más cómoda con las personas que más quiero”. No está demás tener esa frase escrita en el cajón de la mesa de luz y mirarla cada noche o cada mañana.

3. Adelantate a los obstáculos que se presentarán. Este punto implica además de establecer metas, establecer cuáles pueden ser las situaciones que dificulten su cumplimiento y qué estrategias adoptar en caso que se presenten. En una nota sobre este tema escrita por Lesley Alderman en Realsimple.com, cita a Peter Gollwitzer, profesor de psicología en la Universidad de New York que dice que las personas que “planean” los obstáculos tienen más probabilidades de lograr sus objetivos que quienes no lo hacen. Un estudio realizado por Gollwitzer en 2009, publicado en el American Journal of Preventive Medicine comparaba dos grupos de mujeres que querían estar más activas. A ambos se les dieron pautas para una vida más saludable, pero a uno de ellos también se le brindaron estrategias para afrontar las circunstancias que podían afectar el cumplimiento de las metas. Por ejemplo:  Si llueve, ir al gimnasio y usar el caminador; si un día me salté la actividad, al otro día asistir de todas maneras, etc. Este segundo grupo obtuvo mucho mejores resultados. 

4. Repítete a tí mismo con frecuencia que lo vas a lograr, y visualizate habiendo cumplido tu objetivo. De hecho, de esto se trata “la ley de la atracción”. Esta ley es la creencia de que los pensamientos (conscientes o inconscientes) influyen sobre las vidas de las personas, ya que que son unidades energéticas que devolverán a la persona una onda similar.

La mayoría de los autores asocian a la ley de la atracción con la frase "te conviertes en lo que piensas". Según los partidarios de esta ley, esto significa que los pensamientos que una persona posee provocan las emociones y el resultado es que "tú obtienes las cosas que piensas; tus pensamientos determinan tu experiencia".  

5. Trabaja en tu objetivo todos los días. Daniel Pink, autor de “The Surprising Truth About What Motivates Us” sostiene que pequeños pasos que ayuden a mantener el interés y el foco son un camino lento pero seguro hacia las metas. Por ejemplo, si la meta es ahorrar para comprar determinadas cosa más adelante, ten una hucha a la vista y pon todos los días algunas monedas o billetes, además del ahorro más importante que puedas realizar a fin de mes. 

Y sobre todo, confía en tí. ¡Adelante!