Cómo afecta la infidelidad de la pareja a los niños

Borja Quicios
Borja Quicios Psicólogo educativo

Muchos adultos creen que salvo que sean descubiertos, no causan ningún daño a su familia cuando deciden ser infieles a su pareja. Además, se piensa que los niños no se ven afectados de ningún modo ante este hecho e, incluso, creen que se olvidarán pronto de que haya pasado.

Contrariamente a esta creencia, los niños y jóvenes son capaces de percibir inconscientemente este hecho. Además, descubrir esta infidelidad ya sea inconsciente o conscientemente puede tener un efecto peligroso para su desarrollo emocional y para la adquisición de habilidades sociales.

Consecuencias de la infidelidad de la pareja sobre los hijos

el impacto de la infidelidad sobre los hijos

Diversos estudios afirman en contra de lo que se puede creer, que cuando uno de los padres es infiel, los hijos se sentirán traicionados. De tal manera que ante esta situación los niños, reaccionarán, en general, con sentimientos de rabia, con tristeza, con vergüenza y se sentirán confundidos.

Las reacciones de los niños ante la infidelidad son más específicas y varían según la edad que tienen. Así:

- Cuando tienen menos de 5 años. Los niños llegan a detectar que los padres no le dedican tanta atención como antes, por lo que empiezan a demandar más afecto que antes. Debido a que no reciben lo que demanda puede aumentar su nivel de ansiedad. Además, estos niños crecerán con un sentimiento de inseguridad y desarrollan el miedo al abandono, lo que crea un sentimiento de incertidumbre que le irá acompañando durante su evolución y podrá afectar en el futuro con sus parejas si no se busca solución.

- Niños de 5 a 10 años. En esta franja de edad aparece el sentimiento de culpabilidad en los niños. Esto ocurre porque creen ser culpables del comportamiento de los adultos. Debido a esto, es frecuente que los niños presenten síntomas de regresión a una etapa anterior de su desarrollo como volver a orinarse en la cama, experimentar terrores nocturnos o padecer trastornos de la alimentación.

- En la adolescencia. En esta etapa es más probable que el niño descubra si de da la infidelidad de alguno de sus padres debido a que su comprensión del “mundo social” es mayor. A esta edad puede darse uno de los peores casos y es que sea obligado a actuar como cómplice del padre infiel. Ser depositarios de este “secreto” hace que desarrollen fuertes sentimientos de culpa. Además los pequeños se mostrarán retraídos y solitarios, perdiendo la confianza en sí mismos.

- Jóvenes adultos. Aunque los hijos tengan más de 18 años también puede afectar y resultar perjudicial la infidelidad de los padres. Su reacción ante esta situación es la de ser excesivamente rígidos en sus relaciones con los demás ya que son muy sensibles a creer que se pueda dar cualquier tipo de infidelidad. De hecho, el 75% desarrolla un estado de desconfianza tal que le resulta imposible tener una relación de pareja saludable y duradera.

Cómo enfrentar la situación de infidelidad con los hijos

Es cierto que los niños, sobre todo cuando son muy pequeños no tienen la madurez emocional suficiente como para poder entender los problemas de los adultos. Pero, en cambio, es necesario que puedan entender los cambios que se han producido por lo que evitar el tema no es una opción.

Los hijos necesitan hablar con ambos padres y es importantísimo que lo hagan. Por lo tanto, una solución positiva es que los padres se pongan de acuerdo en cuanto a la información que quieran compartir con el hijo.

Dependiendo de cada niño, puede que los padres deban hablar con ellos varias veces, incluso a diario. Por lo que muchas veces hablar una vez y dejarlo pasar no basta.

Cuando ambos padres hablen del tema con sus hijos es importante que se remarque cuanto se les quiere y que siguen siendo queridos por ambos y eso no va a cambiar. Además, habrá que tranquilizarles y reafirmarles que ellos no son la raíz del problema para combatir miedos e inseguridades que aparezcan en el pequeño.