Cuál sería tu nombre de súper mamá. Un juego divertido para madres

Un juego divertido para todas las madres que tienen super poderes

Todos sabemos que las madres tenemos súper poderes. Es obvio. Pero, ¿alguna vez te planteaste qué nombre de superheroína podrías tener? Te proponemos un juego muy divertido, basado en las características más asombrosas de las madres, que las hace únicas. 

Busca en esta tabla cuál sería tu nombre de súper mamá. Sólo necesitas buscar tu día y mes de nacimiento y unir un sustantivo con su adjetivo correspondiente.

Busca en esta tabla cuál sería tu nombre de súper mamá

Cuál sería tu nombre de súper mamá

¿Quieres saber cómo jugar y saber qué nombre de superheroína te corresponde? Es muy fácil: busca en esta tabla el mes en el que has nacido. Ese será el sustantivo con el que comenzará tu nombre de heroína. Ahora busca el cuadrado siguiente el día en que naciste y completa con el adjetivo el nombre de tu superheroína. ¿Lo tienes? 

Los verdaderos poderes de las madres

Todas las mujeres que se convirtieron en madres lo saben: la maternidad te dota de súper poderes al instante. De pronto se agudizan los sentidos, la empatía, la capacidad de percepción... Te vuelves más poderosa, y aunque no lo creas, esto es algo físico, demostrado de forma científica con numerosos estudios. Si es cierto que este juego de los nombres de superheroína es sólo una diversión, fíjate en los otros súper poderes más científicos, es decir, en cómo cambias cuando te conviertes en madre.:

1. Más inteligente: Pues sí, la ciencia ha demostrado que la maternidad ayuda al cerebro a crecer en inteligencia. ¿Por qué? Porque se agudizan otra serie de habilidades como la capacidad organizativa o la empatía, que ayudan a aumentar la inteligencia. 

2. Multitarea: Las madres son capaces de atender varias cosas a la vez, sin rebajar la calidad de lo que hacen. Esto sin duda les ayuda a mantener un orden y a conseguir la realización de objetivos en tiempo récord.

3. Más empatía: El campo del cerebro que rige las emociones se mantiene mucho más activo en las madres que en el resto de mujeres. Sobre todo en lo referente a la empatía. La ciencia consiguió demostrar que el cerebro de una mujer cambia durante el embarazo para dar prioridad al campo de las emociones. ¡Sorprendente!

4. Hormonas anti-estrés: Durante los primeros meses tras el parto, el cerebro segrega más prolactina y oxitocina. La naturaleza es sabia, y es su forma de luchar contra el aumento de estrés y angustia ante el nacimiento del bebé. 

5. Se agudizan los sentidos: Sí, la madre de pronto siente que sus sentidos se agudizan, sobre todo el sentido del tacto. Es una respuesta del cuerpo ante el nacimiento del bebé, para dar a la madre una mayor capacidad para comunicarse con su hijo y una mayor capacidad de protección frente a los todos los peligros.