Pequeñas mascotas ideales para niños y embarazadas

Consejos para enseñar a los niños a cuidar sus mascotas

No todas las familias pueden tener un perro en casa como mascota, quizás el animal de compañía por excelencia. En ocasiones, el tamaño de algunas viviendas o la falta de tiempo para dedicarle al animal hagan que algunos padres rechacen tener un perrito en casa pese a la insistencia de los hijos.

Sin embargo, hay otros animales que, no sólo requieren menos espacio, sino que además sus cuidados y atención no son tan intensos como los de un perro. Te xontamos cuáles son las pequeñas mascotas ideales para niños y embarazadas. 

Mascotas para niños y embarazadas 

Pequeñas mascotas para niños y embarazadas

Conejos, cobayas, hámsters, chinchillas, hurones... Estos pequeños animalitos pueden ser perfectos compañeros de los niños, dan vida a la casa e incluso pueden ayudarnos a enseñar a nuestros hijos valores tan importantes como el esfuerzo, la paciencia y la responsabilidad.

Si estás pensando en tener una de estas mascotas es importante que sepas que, aunque no tengas mucha información sobre su alimentación, comportamiento, necesidades, hábitos, salud o higiene, hay empresas que son especialistas en pequeñas mascotas y que ayudan con información y apoyo a todas las familias interesadas.

Estas empresas nos dan consejos útles sobre las mascotas ideales para niños y embarazadas:

- El conejo es de las mascotas más seguras para una embarazada ya que hay muy pocas enfermedades infecciosas que pueden transmitirlas aunque hay que tener cuidado con la higiene, hay que desparasitarlos, vacunarlos y hacerles revisión si la dueña está embarazada o en la casa hay niños.

- Los gatos son los animales que potencialmente tienen más peligro para una embarazada porque pueden transmitir la toxoplasmosis.

- Se puede viajar con pequeñas mascotas pero es importante informarse antes si vamos a utilizar un medio de transporte.

- Es básico inculcar al niño la empatía por el animal, enseñarle que tiene sentimientos.

Integrar a la mascota en el núcleo familiar como si fuera un miembro más de la familia es muy importante. Se puede hacer a través de la pedagogía y la educación, enseñando a niños y a los padres a cuidar y a querer a sus mascotas. 

La vida es muy divertida con una mascota en casa. Aportará a los niños ilusión, alegría y bienestar. Será una relación recíproca que aporta valores muy positivos.