Juego hecho a mano para enseñar a los niños a atarse los zapatos solos

Con esta actividad DIY, los niños a partir de 5 años pueden aprender a atarse los cordones

Guiomar Toledano
Guiomar Toledano Maestra de Educación Infantil

Hay pasos muy grandes que los niños y niñas dan en su infancia, uno de esos pasos tiene que ver con los propios pies y el calzado, ¿adivinas de cuál se trata? Sí, atarse los cordones. Por eso os propongo un juego hecho a mano, que podéis hacer fácilmente en casa, para enseñar a los niños a atarse los zapatos solos.

Esta actividad DIY está pensada para niños y niñas a partir de los 5 años y con ella fomentamos su autonomía y destreza manual. ¡Y sin más, comencemos a realizar nuestras zapatillas con cordones!

Paso a paso para crear este juego hecho a mano

Materiales:

  • Cordones de zapatillas
  • Folios
  • Cartón o cartulina
  • Ceras o rotuladores
  • Lápiz y goma de borrar
  • Pegamento y tijeras
  • Goma eva

Juego para enseñar a los niños a atarse los zapatos

Siguiendo estos sencillos 4 pasos podemos llevar a cabo nuestra actividad:

1. Hacemos nuestra zapatilla sobre un folio, tenemos varias opciones para hacerla: calcarla de algún dibujo (puedes guardar e imprimir esta imagen nuestra) o dibujarla vosotros mismos. Incluso, podéis coger un zapato pequeño de tus hijos para dibujar su silueta. Después la rotulamos para que se vea mejor.

2. Coloreamos y adornamos la zapatilla con las ceras o rotuladores. A mí me gusta utilizar recortes de algún resto de goma eva que tengamos por casa. En este caso la he utilizado para hacer la puntera de la zapatilla y darle otro toque diferente y más llamativo.

3. Recortamos la zapatilla y la pegamos sobre un cartón, cartulina o alguna superficie más dura y con consistencia para que sea más resistente. Volvemos a recortar la zapatilla y los orificios para poder introducir el cordón.

4. Vamos atravesando el cordón por los diferentes orificios y ya lo tenemos. ¡Lista nuestra zapatilla!

5. Si haces dos zapatillas, aprovecha para poner 'derecha' e 'izquierda' en cada una de ellas para que los niños también aprendan a diferenciar ambos lados.

Enseñar poco a poco a los niños a atarse los cordones

Actividad para que los niños aprendan a atarse los cordones

Existen diferentes maneras de atarnos los zapatos. Hace algún tiempo, un niño llamado Colton de tan solo 5 años revolucionó al mundo con su peculiar manera de atarse los cordones. Su método consiste en introducir el extremo de cada cordón en el último agujero de su lado, formando una especie de lazada que hace el nudo más resistente y sin mucha cantidad sobrante de cordón.

Una vez que el niño haya aprendido a maniobrar con los cordones, ha llegado el momento de enseñarle los movimientos propios del lazo.

- Primero, debe aprender a hacer una X entrecruzada, con los extremos del cordón, y a tirar fuertemente de ambos.

- El segundo paso es hacer tipo una oreja de conejo con uno de los extremos del cordón, a la vez que toma el otro extremo y lo pasa alrededor del lazo.

- Luego, con el pulgar y el índice, debe tomar el cordón alrededor del lazo para pasarlo entre la oreja de conejo. Una vez que ha pasado el cordón, debe tirar de ambos lados, siempre en direcciones opuestas, hasta que el nudo del lazo quede firme.

Beneficios que nos aporta esta divertida actividad

Es un proceso lento, en el cual las familias debemos de ser pacientes, ya que esa misma paciencia se la trasladaremos al niño o niña y no abandonará el proceso en el primer fracaso, sino que continuará intentándolo hasta que lo consiga. De esta manera fomentamos su autonomía, autoestima, independencia y confianza en sí mismo.

Actualmente, debido al ritmo de vida que llevamos los adultos, es cada vez más común ver a niños y niñas de 10 y 12 años utilizando zapatillas con velcros, ya que son más cómodas, rápidas y fáciles de poner. Pero estos, no saben atarse los cordones, porque desde pequeños sus familias han preferido la rapidez y comodidad frente al desarrollo de la psicomotricidad y autonomía de sus hijos e hijas. Este hecho ha sido estudiado e investigado por Ian Fieggen, tanto es así que ha escrito un libro llamado 'Laces'.

Además permite ejercer un control sobre los dedos de sus manos y potenciar la coordinación óculo-manual. La atención, concentración y observación será trabajada en cada movimiento de manos, así como la fuerza al tirar de los lazos ya realizados.

¡Una sencilla actividad para realizar algo que aprenderán y jamás olvidarán!