Cómo enseñar a los niños a vestirse solos según la edad que tengan

Se trata de una actividad o tarea que fomentará su independencia y les ayudará a mejorar su autoestima

Sandra Llorente

La hora de vestirse suele ser un verdadero quebradero de cabeza para la mayoría de los padres. Cuanta más prisa tienes una mañana antes de pasar a dejarlos a la escuela e ir a trabajar, más se complica todo. La camiseta parece que ha cobrado vida y una manga se convierte de repente en un cuello, no hay manera de ponerle los zapatos a tu bebé y para colmo no hace más que quitarse los pantalones.

El caso es que cuanto antes aprendan a vestirse ellos mismos, más fácil serán nuestras mañanas y el resto de los días del año. Además, fomentar su independencia en cosas cotidianas como vestirse, les ayuda a mejorar su autoestima, ser más responsables y sentirse mucho más autosuficientes. Te contamos cómo enseñar a los niños a vestirse solos según su edad.

Habilidades que desarrolla el niño para vestirse según la edad

habilidades que desarrolla el niño para vestirse solo

Desde el año hasta los seis años los niños aprenden poco a poco algunas de las habilidades para vestirse de manera autónoma. Parece un proceso largo, pero realmente hay que tener en cuenta que sus habilidades motrices se van desarrollando con el paso del tiempo. Por eso, antes de que el niño pueda ponerse correctamente un calcetín pasará por otras fases, como por ejemplo, aprender a calzarse unas zapatillas de estar por casa.

Vamos a ver cuáles son esas habilidades de las que son capaces los niños en función de su edad en cuanto a vestirse se refiere. Por supuesto, es una guía orientativa, ya que cada niño y niña las puede desarrollar un poco antes o después.

- Un año de edad
Alrededor de un año de edad los bebés comienzan a introducir los brazos y las piernas en camisetas y pantalones cuando les vestimos. Además, se quitan los zapatos y los calcetines e, incluso, pueden pedir a mamá o papá que se los pongan.

- Dos años
Ya son capaces de desabotonar botones de gran tamaño. Además, se suben y bajan los pantalones, lo que viene fenomenal para el entrenamiento del orinal. Además, se pueden desvestir independientemente (incluso algunos lo hacen simplemente porque tienen calor, lo que puede originar un momento incómodo en algunas ocasiones).

- Tres años
Su psicomotricidad les permite poder aprender a ponerse los zapatos solitos, así como camisetas y chaquetas (sin abotonar). También son capaces de desabrochar botones grandes y adoran subir y bajar la cremallera de los pantalones una vez abotonados.

- Cuatro años
Con esta edad suelen poder experimentar con botones más pequeños, por lo que si aprendieron a abrochar y desabrochar los grandes, pronto serán unos expertos en todos los tamaños. Uno de los aprendizajes que más les gusta es ponerse los calcetines, que suelen lograrlo alrededor de los cuatro años. Además, se suben y bajan la cremallera ya sin ningún problema.

- Cinco años
Se considera que ya pueden vestirse ellos mismos sin supervisión. Incluso comienzan a experimentar con los cordones de los zapatos.¡Lo lograron!

- Seis años
Tienen dominado el atado de cordones y cualquier 'obstáculo de moda': las hebillas, ganchos, botones o cremalleras son pan comido. 

[Leer más: El experimento de una madre que deja elegir la ropa a su hija de dos años]

8 juegos divertidos para que los niños aprendan a ponerse y quitarse la ropa y los zapatos

atarse los cordones

Una de las mejores maneras de ayudar a nuestros pequeños a ser más independientes e ir adquiriendo las habilidades motrices que necesitan para vestirse por ellos mismos es mediante juegos que de manera natural les enseñen los movimientos básicos para ello. Te proponemos algunos, ¡prometemos que les encantará!

1. Practicad con las bandas elásticas
Si tienes en casa bandas elásticas de entrenamiento, úsalas para jugar con tus pequeños. El juego consiste en introducirla desde la cabeza hasta los pies y viceversa. Cuando lo dominen, ata la banda haciendo el espacio circular un poco más pequeño para aumentar la dificultad. Y si no tienes una banda de entrenamiento, ¡usa tu imaginación! Unas medias cortadas pueden valer.

2. Lanzaros a meter y sacar aros
La torre de aros del bebé son ideales para jugar a ponérselos en las manos y en los pies. Para los niños más grandes, cualquier cosa con forma de donut servirá para practicar.

3. Proponle poners y quitarse las zapatillas de estar por casa
Antes de sugerirles que se pongan un zapato rígido, prueba con las pantuflas. Para ellos es mucho más sencillo aprender con ellas porque son blanditas y fáciles de poner y quitar.

4. Enséñale a jugar con los body socks
Si no sabes lo que es un calcetín para el cuerpo, quizás puede ser tu próxima compra familiar. Se trata de una especie de manta sensorial que cubre todo el cuerpo, desde la cabeza a los pies. Jugar con ella es todo un aprendizaje corporal ideal para desarrollar capacidades psicomotrices para vestirse.

5. Muéstrale la técnica del abrigo al revés
Esta práctica les encanta a los más pequeños y les ayuda a aprender a ponerse el abrigo fácilmente sin ayuda mucho antes. Coloca el abrigo abierto sobre una superficie plana a la que alcancen (una silla, el sofá, la cama…). Debes colocarlo hacia arriba con la parte delantera, mirando hacia el pequeño o pequeña. Pídeles que introduzcan sus brazos por las mangas y los levanten, llevando el abrigo hacia atrás por encima de la cabeza. Con este truco, no volverás a sufrir porque no quieren ponerse el abrigo antes de salir de casa.

6. Realizad el juego de los disfraces
Se motivarán tanto que sin darse cuenta se esforzarán por ponerse solitos la camisa y la capa de drácula o el vestido de princesa. Si el disfraz es un poquito grande, mucho mejor, porque será más fácil de poner.

7. Cread su propia manta o cojín con botones
Si se te da bien tejer, coser o las manualidades, hazle una mantita o un cojín con botones, broches o diferentes cierres para que pueda ir practicando mientras se entretiene. Un cojín con una cremallera para guardar el pijama o sus tesoros es un buen estímulo para aprender, ¿no crees?

8. Pegad stickers en el cuerpo
Un juego muy divertido es usar pegatinas de colores para ayudar a los niños a alcanzar diferentes zonas de su cuerpo. Además, puedes aprovechar para enseñarle las diferencias entre el lado derecho y el izquierdo y trabajar con ellos la lateralidad. Por ejemplo, puedes poner dos pegatinas de color verde, una en la mano derecha y otra en el pie izquierdo y pedirle que junte ambas.

Para que desarrollen la inquietud de vestirse por ellos mismos es necesario que tengan acceso a su ropa y las prendas estén organizadas de la mejor manera posible. Poder tomar por ellos mismos su camiseta o su falda preferida es la mejor manera de estimular que aprendan a vestirse por ellos mismos.

Y, un consejo final, trata de no enseñarles estas actividades por las mañanas con prisa, ¡no es la mejor idea! En vez de eso, déjalo para la tarde. Comenzarán aprendiendo a desvestirse ellos solitos, después a ponerse el pijama y, por último, las pantuflas.

Puedes leer más artículos similares a Cómo enseñar a los niños a vestirse solos según la edad que tengan, en la categoría de Autonomía en Guiainfantil.com.