Practica el house working o reparto de tareas del hogar con los niños

Descubre cuáles son las ventajas y beneficios de que tus hijos colaboren en casa

Maya López
Maya López Licenciada en Filosofía y Letras

Por mucho que hayan cambiado las cosas hoy en día, todavía se oye en muchas casas a la hora de poner la mesa o de recogerla aquello de '¿Me ayudas?' Sin embargo, no es ayuda lo que se pide, sino colaboración; no es un favor por recoger un día la mesa, sino una tarea repartida para que todos, incluidos los niños, hagan las cosas que hay que hacer en una casa. En el post de hoy vengo hablarte del house working, que no es otra cosa que el reparto de las tareas del hogar, y de los muchos beneficios que tiene para toda la familia.

Descubre qué es el house working

qué es el house working

Puede que hayas oído el término 'house working' hace poco y te haya entrado la curiosidad, sobre todo porque cuando se nombra se dice que es la mejor extraescolar para los niños y niñas. Siento decepcionarte pero no es nada nuevo. No se trata del deporte de última hora ni de la actividad de ciencias más molona de todas. ¡Para nada! Es, simplemente, hacer las muchas tareas que hay que hacer en una casa entre todos los que viven en ella.

Recuerdo que hace unos meses, estando en casa de mi querida cuñada, le oí que le decía a su hijo mayor: 'Si recoges la mesa, te dejo que veas los dibujos un rato antes de dormir'. Su hijo no se lo pensó dos veces y fue a la mesa donde estaba ya su padre con un par de platos en la mano y le dijo: '¿Te ayudo?'. Parece una fórmula mágica decir que les dejas hacer algo que les guste a cambio de que ellos hagan algo en casa, ¿verdad?

Sin embargo, a mí me choca eso de 'ayudar'. Si todos han comido en esa mesa, ¿por qué no recogerla entre todos? El método del que te hablo, el house working que tanto nombre parece tener, explica que todos los miembros de la familia podemos colaborar en la misma para tenerla recogida, para estar a gusto y para que uno solo no lo tenga que hacer todo.

Y, ahora, la gran pregunta del millón: ¿Desde qué edad se puede llevar a cabo el reparto de tareas en casa? Yo diría que desde los 3 años. Ahí, a mi parecer, empiezan a dejar de ser bebés y ya pueden hacer muchas cosas solitos, por ejemplo, recoger los juguetes, poner los cojines en su sitio o las servilletas encima de la mesa. No solo les parecerá divertido y algo novedoso, sino que se sentirán orgullosos de hacer cosas de mayores.

En casa colaboramos todos, pero es importante explicar a los niños mayores que el reparto se hace según la edad para que no haya frases como: '¡Qué morro! Mi hermana solo pone los cubiertos y yo tengo que fregar los platos'. También hay que hablar con ellos para que sepan que según nos hacemos mayores, nos ocupamos de más cosas y que, por muy tedioso o abrumador que pueda resultar ahora, ellos lo pueden lograr sin problema. ¡Son campeones y campeonas que siempre siempre van a contar con el apoyo y el amor incondicional de mamá y papá!

Las principales ventajas del house working y por qué querrás hacerlo en tu casa desde hoy

practica el house working con los niños

Debemos tener claro que nuestros hijos deben ser responsables con las cosas del cole: hacer la mochila, colocar su tupper de la fruta del día o no hablar cuando la profe está explicando un nuevo concepto. Responsabilidades que se incrementan según van creciendo. Sin embargo, en casa también tiene que darse esa responsabilidad de la que te hablo porque...

1. A través del house working se fomentan conocimientos sobre las tareas del hogar. A su vez, estamos orientando a nuestros hijos a que el día de mañana se conviertan en adultos independientes y autónomos. ¿Te imaginas que tu hijo de 30 años te llama para que le pongas la lavadora por que él no sabe?

2. Con este reparto de tareas también se fomenta el trabajo en equipo, la consabida responsabilidad y la colaboración, no solo con mamá y papá, también con los hermanos.

3. Los hijos aprecian y se dan cuenta de lo que es el esfuerzo y de todo lo que hacen sus padres para que su vida sea cómoda; un esfuerzo y una dedicación que no tiene precio.

4. Por otro lado, con el house working se desarrollan habilidades y destrezas que harán que la vida de los adultos que ahora son niños sea mucho más sencilla y placentera.

5. Aunque no te lo creas, tenemos la gran oportunidad de explotar su creatividad, sobre todo si las tareas se hacen dentro de la cocina.

6 La última ventaja del house working de la que seguro ya te has dado cuenta es que los padres tenemos que hacer menos cosas y, por lo tanto, podemos tener más tiempo para nosotros mismos o para dedicárselo a nuestros retoños.

Cómo realizar este reparto de tareas del hogar con tus hijos

el reparto de tareas con niños

Verás, para llevar a cabo la tarea de que los hijos hagan cosas en casa cada día sin que se lo tengamos que decir una docena de veces o sin que detrás haya algo tan suculento como que puedan encender un rato la consola, tenemos que valernos de las cosas que aquí te cuento. La primera de ellas es la de hablarles, explicarles que la casa es de todos, que se tiene que cuidar con nuestras acciones; que si ellos comen ellos también pueden recoger y limpiar y que si mamá y papá lo tienen que hacer todo acaban muy cansados.

- Motiva siempre y todo lo que puedas. Para ello cambia frases tipo: '¡Es que te crees que yo lo tengo que hacer todo!' por 'En casa todos hacemos algo, colaboramos y así nos queda más tiempo para hacer otras cosa que nos gusten.'

- No les obligues. Sino quieren hacerlo no les pongas castigos, más bien háblales de las consecuencias como que hoy saldréis tarde de paseo o que el plato de la comida seguirá sobre la mesa cuando volvamos. No va a funcionar de un día para otro, pero verás que, poco a poco, logras cambiar su forma de pensar.

- Organiza las tareas que les corresponde a tus hijos según su edad: hacer la cama, recoger la mesa, doblar la ropa... Cuando digo 'recoger la mesa', me refiero a toda la mesa, no solo a su plato y su vaso.

- Asígnales lo que más les llame la atención, ya sea anotar la lista de la compra (perfecto si recién están aprendiendo a escribir) o meter la ropa ya doblada en los cajones.

- Para que no sea tan monótono, puedes hacer un calendario y variarlo cada semana o cada mes. Si a uno le ha tocado en esta ocasión ser el encargado de limpiar los cristales, a la siguiente puede serlo de pasar el polvo.

Puedes leer más artículos similares a Practica el house working o reparto de tareas del hogar con los niños, en la categoría de Aprendizaje en Guiainfantil.com.