Lecciones que aprenden los niños cuando rezan. El poder de la oración

Cómo transmitir a los niños la importancia de rezar a diario. Enseñar a orar a mi hijo

Rezar, para muchas personas, es un gran acto de fe y una manera de hablar con Dios sin importar qué tipo de religión sea la que se profese. Además, es algo que se transmite de padres a hijos. Por esta razón, es muy importante enseñarles a los más pequeños de la casa que, la oración, puede ser una buena manera de comunicarse con Dios y de tener a alguien a quien contarle sus problemas. Sin embargo, muchas veces pensamos que nuestros hijos son demasiado pequeños para comenzar a orar a diario y dejamos pasar el tiempo hasta que esta bella tradición se termina perdiendo.

Para ayudarnos un poco con la hermosa tarea de enseñarles a nuestros hijos a rezar y a mantener la fe en Jesús, la Virgen María y los Santos, le consultamos a la profesora de religión Adriana Sánchez acerca de qué aprenden los niños cuando rezan y cómo hacer para que el niño comience a rezar para que aprendan a comunicarse con Jesús, ¡sigue leyendo!

¿Qué aprenden los niños cuando rezan?

Qué aprenden los niños cuando rezan

Lamentablemente, hoy en día, muchas personas no rezan porque no sienten la necesidad de tener un momento íntimo con su Dios o porque no creen que hacerlo tenga sentido. Nuestras vidas ajetreadas, muchas veces, no nos permiten ni siquiera tener un minuto libre y el deseo de orar se va apagando paulatinamente.

Si tu idea es que tu hijo aprenda a rezar para tener un contacto más estrecho con Dios, la primera pregunta que debes hacerle es si entiende lo que este acto significa. Es decir, que el hecho de orar, para el niño, debe tener algún tipo de sentido, pues obviamente no lo va a desear si no sabe por qué debe hacerlo.

Al aprender a rezar, los pequeños toman conciencia de que hay alguien superior que cuida y vela por ellos. Un ser supremo que sabe lo que piensan y que conoce sus sentimientos como nadie y que puede confortarlos cuando se sienten tristes o desanimados.

¿Qué hacer para que el niño comience a rezar?

Consejos para que tus hijos empiecen a rezar

'Lo primero es hacerles ver que Jesús nos necesita, que necesita que le contemos nuestro día a día, nuestras penas, nuestras alegrías, incertidumbres, que le consultemos nuestras preocupaciones igual que cuando llegamos a casa se lo contamos a nuestros abuelos o a nuestros padres y ellos están contentos de que compartamos esa información con ellos', cuenta Adriana.

Es importante que los pequeños comprendan que mantener un contacto con Dios es importante porque es una forma de encontrar consuelo ante los problemas y tribulaciones que muchas veces nos trae la vida. Debemos intentar que comprendan que rezar va a ser una manera de librarse de lo malo que le pasó durante el día y así sentirse mejor con ellos mismos. 

Otra punto que puede ser tenido en cuenta es contarles que Jesús nos quiere a todos y que somos únicos y muy importantes para Él. Que no le interesa que seamos más altos, más bajos, más gordos o más flacos. 'Teniendo eso claro, los niños lo que van a aprender rezando es que pueden contar con el señor en cualquier momento', añade.

Esta confianza de poder contarle las cosas más intimas hará que el niño se sienta siempre resguardado, protegido y querido por alguien más además de sus papás, sus abuelos, sus hermanos y el resto de la familia. Es por eso que hay que explicarles que Jesús siempre nos escucha, nos ve y está a nuestro lado sin importar las veces que le hablemos porque está dispuesto siempre a velar por nosotros y a traernos paz y tranquilidad.

Es muy importante que la costumbre de orar a diario se extienda en el tiempo y que no sea solo algo que se hace por un periodo determinado, sino que debería mantenerse a lo largo de los años con el fin de que el niño incremente cada vez más su fe en Dios y en la creencia de que el niño Jesús y la Virgen María lo protegen en todo momento. 'Todos esos valores que les inculcamos, que los sigan teniendo, que encuentren ese sentido para que cuando ya lleguen a una cierta edad y se vayan de casa, que no lo abandonen, que sigan rezando', concluye Adriana Sánchez.

Puedes leer más artículos similares a Lecciones que aprenden los niños cuando rezan. El poder de la oración, en la categoría de Valores en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: