Por qué hay niños que no se esfuerzan

Errores de los padres que originan una baja tolerancia al esfuerzo en sus hijos

Gabriela Matienzo
Gabriela Matienzo Psicóloga infantil

Así como existen niños con una baja tolerancia a la frustración, que estallan cuando no obtienen lo que desean, hay niños y jóvenes que empiezan a desarrollar una “baja tolerancia al esfuerzo”, que se resisten a realizar tareas en casa, las labores del colegio, estudiar para los exámenes, etc... y que cuando se ven orillados a hacerlo, lloran, se frustran y lo hacen de mala gana y de la peor manera.

Te explicamos por qué un niño puede tener baja tolerancia al esfuerzo, por qué hay niños que no se esfuerzan, y qué errores de los padres propician este gran problema. 

La verdadera razón de por qué hay niños que no se esfuerzan 

Por qué hay niños que no se esfuerzan

Cada vez con más frecuencia observamos que muchos niños se rigen por la “ley del mínimo esfuerzo”, que lo desean todo, pero que no están dispuestos a casi nada por conseguirlo. ¿La causa? No lo han necesitado, no tienen más que expresar un deseo para que éste sea cumplido y el ansiado regalo llegue a sus manos. Un regalo, por cierto, que en la mayoría de ocasiones dejan de disfrutar casi tan pronto como lo consiguieron y entonces ya están deseando algo nuevo. A todos los padres nos gusta ver felices a nuestros hijos, pero a veces el precio que pagamos a largo plazo es muy caro.

A medida que van creciendo, estos comportamientos se hacen cada vez más frecuentes y más difíciles de manejar siendo cada vez más difícil encontrar en ellos el botón que los mueva a realizar sus deberes y a luchar por las cosas que desean.

Señales que indican que tu hijo tiene baja tolerancia al esfuerzo

¿Piensas que tu hijo pueda estar desarrollando una baja tolerancia al esfuerzo? ¿Que prefiere que le den todo hecho antes de intentar nada? Estas son algunas señales de que los niños puede estar desarrollando una baja tolerancia al esfuerzo:

  • Son niños que se resisten a estudiar, a iniciar sus tareas de la escuela o cualquier actividad que demande de ellos un esfuerzo. Las posponen todo lo que sea posible.
  • Una vez que inician una actividad muy pronto empiezan a quejarse, a llorar y la abandonan alegando estar ya muy cansados.
  • Cuando se ven obligados a realizar una tarea, estos niños la hacen de forma descuidada y con poca calidad para poder ir a jugar o simplemente “descansar”.
  • Empiezan a mostrarse reacios incluso hacia actividades recreativas como deportes o manualidades que les gustaban, cuando les demanda un mayor esfuerzo.
  • Se quejan cuando los resultados no son los esperados. No logran ver la relación entre el esfuerzo mostrado y el resultado final.
  • Normalmente hay una actividad que prefieren hacer sobre cualquier otra y en muchas ocasiones es uno de los motivos de su poco esfuerzo; lo más común son los videojuegos, las películas, las series, etc.

Causas que originan baja tolerancia al esfuerzo en los niños

Todos los comportamiento de los niños tienen un origen, una explicación, y normalmente están relacionadas con algún error en la educación de los padres. La pregunta es: ¿Qué genera que los niños caigan en estos patrones de poco esfuerzo?

  • Son niños que normalmente tienen padres muy permisivos que les brindan gratificación constante sin que sea necesario que realicen ningún esfuerzo para conseguirla.
  • Casi nunca hay consecuencias a su bajo nivel de esfuerzo.
  • No tienen asignada ninguna responsabilidad en casa más allá de las demandas escolares (que normalmente tampoco cumplen como se debe).
  • Se les permite jugar, ver la TV, usar la computadora o cualquier otra actividad de disfrute, antes de realizar sus tareas o responsabilidades escolares o de la casa.

Si crees que tu hijo puede tener este problema y necesitas una solución, no dejes de repasar todas estas soluciones: 

- Cómo hacer que los niños se esfuercen más en todo lo que hacen