Los mayores deseos de los padres para sus hijos (que todos compartimos)

Los padres y las madres queremos lo mejor para nuestros hijos y que sean felices

Beatriz Martínez

En esto de querer lo mejor para los hijos parece que todos los padres y madres nos ponemos de acuerdo. Los deseos de los padres para sus hijos se repiten: queremos todas las cosas buenas para ellos y nada que les haga sufrir, por supuesto. Entonces podemos afirmar en voz alta que lo que más queremos para los niños es que sean felices y que logren sus metas en la vida. Así que, como reflexión para todas aquellas familias que persiguen a diario sus sueños y por lo tanto los de sus hijos, os dejamos estas líneas con las que seguro te sientes muy identificado.

Los deseos de los padres para sus hijos que más se repiten

Estos son los deseos para los niños que todos los padres tenemos

¿Qué es lo que quieren todos los padres del mundo para sus hijos? ¿Qué deseo yo misma para mi hijo y para mi hija? Si lo pienso casi sin pensarlo, o si le pregunto a una madre o un padre y le pido que diga lo primero que se le pase por la cabeza, quizás salgan cosas como que tengan éxito de mayores, que logren un buen trabajo y una excelente carrera profesional, que sepan cinco idiomas y tocar tres instrumentos, que viajen y conozcan lugares recónditos pero que no se olviden nunca de dónde vienen y quién es su familia... Claro que sí, no tiene nada de malo, todas son cosas maravillosas pero, ¿y si analizamos lo que más queremos para nuestros hijos ahora?

Pues entonces seguro que coincidirás conmigo, que sean felices. ¿Qué es para un niño la felicidad? Tal vez deberíamos pensar qué queremos los padres para nuestros hijos que les haga felices ahora. Yo lo veo así, ¿será también tu visión? Por cierto, prueba a preguntar a tu hijo qué es para él la felicidad, su respuesta te sorprenderá.

1. Que jueguen en la calle a diario
El otro día leí que la mejor extraescolar que hay es el parque. ¡Cuánta razón en una frase tan sencilla! Vale que queremos que se apunten a esta u otra actividad para que aprendan cosas y para que podamos llegar a recogerles a tiempo después del trabajo. Pero también queremos que jueguen, corran, griten y dejen volar su imaginación a la par que se divierten con sus amigos. El mejor lugar para ello es el parque de toda la vida.

2. Queremos que coman sano y equilibrado
Por supuesto, qué padre o madre no quiere esto para sus hijos. El otro día hablaba con una mamá sobre la información nutricional que se escucha ahora por todas partes, y las dos coincidíamos en afirmar que hubiéramos llevado una dieta más saludable durante el embarazo si lo hubiéramos pensado un poco. Quizás sea por eso que cada vez apuesto más por que mis hijos sigan una correcta alimentación. Los caprichos están permitidos, pero no a diario.

3. Deseamos que les vaya bien en el colegio
Desde que entran en la guardería hasta que se gradúan en la universidad. Queremos con toda nuestra alma que les vaya bien, que estudien, que saquen sus asignaturas con buena nota y que hagan un montón de amigos; a la par que intentamos por todos los medios que vayan por el buen camino: que respeten a los demás, que sean honestos, que no se metan en problemas... Y muchos más valores que les inculcamos a diario.

4. Queremos que rían cada día con ilusión
No podemos hacer un listado para hablar de lo que más quieren los padres para sus hijos sin mencionar la risa. ¿Recuerdas cuándo fue la primera carcajada de tu hijo? Un detalle entrañable que deseas que no se borre nunca de tu memoria. Y es que la risa, esa que nace del corazón y que llena la casa de alegría, es la mejor que hay, sobre todo si viene de tu hijo y va acompañada también de tu sonrisa.

5. Adoramos que pasen ratos con nosotros
Los peques pasan de decir 'mamáááá' cada cinco minutos a estar en su habitación con sus cosas y sin hacerte el más mínimo caso. La semana pasada me dijo un papá del barrio que le gustaría que sus hijas se hicieran mayores ya, supongo que para tener más espacio y menos cosas que hacer durante el día: llevarlas al cole, hacer la comida y la cena, la hora del baño y el cuento, pensar cosas el fin de semana para ellas, terminar esa manualidad que traen de la escuela... Y yo, que soy muy sentimental, me dio por pensar, 'si ya están creciendo a pasos agigantados y eso me da pánico'. Así que, que levante la mano quien esté de acuerdo conmigo, otra de las cosas que en verdad queremos los padres para los hijos es que pasen todo el tiempo del mundo con nosotros.

6. Que sean buenas personas y se conviertan en adultos responsables
Creo que esa es una de las metas principales que tenemos todos los padres, conseguir que nuestros hijos sean buenas personas y que, una vez lleguen a su vida adulta, sepan desenvolverse y actuar bien. Será entonces cuando veamos una pequeña recompensa. Pero para que esto sea así se tiene que regar la planta desde que nace. De poco servirá querer buenos resultados si no hay un excelente ejemplo en casa.

Y ya lo dejo, que es hablar de todo lo bueno que cada uno quiere para sus niños y la cosa parece no tener fin. En definitiva y como te decía al principio, yo creo que la felicidad es esa condición irremplazable que buscamos todos para nuestros peques desde el primer instante en el que sabemos que van a formar parte de nuestra vida.