Jugar con barro hace que los niños sean más felices. Comprobado

Además, los juegos con barro y tierra estimulan a los niños y refuerzan su sistema inmunológico

María Mayorga
María Mayorga Educadora social

Cuando se toca y se manipula barro nuestro estado de ánimo mejora. Los baños de barro o fangoterapia no solo mejora nuestra piel, sino que además es algo que afecta directamente en nuestra emoción y sensación de bienestar. Aunque sin duda los grandes expertos son los niños y niña. Al jugar con barro, los niños son más felices, ¡por eso aprovechan cualquier ocasión para disfrutar con la tierra mojada!

Animemos a los niños a jugar con barro

Al jugar con barro, los niños son más felices

Lo cierto es que manipular barro tiene grandes beneficios para la infancia y de los que sin duda los adultos deberíamos tomar nota. Su textura, su humedad, incluso hasta su olor, lo convierten en un material cuya experiencia sensorial es realmente potente y elevada.

Por ello, nos encontraremos niños y niñas a los que el barro, como experiencia sensorial, les impacta y, podríamos decir, hasta les cuesta. Simplemente es cuestión de respetar los ritmos y los tiempos de cada persona. El umbral de estimulación sensorial es diferente en cada persona y es importante ofrecer el espacio y tiempo necesario para que esa vivencia se lleve a cabo desde el disfrute y el juego.

Cuando los niños manipulan el barro son más felices

Los niños tienen que jugar con la tierra mojada

El pedagogo italiano Francesco Tonucci siempre comenta que 'el barro es el príncipe de los juguetes'. Porque no es nada, y puede serlo todo. Y los niños y niñas bien lo saben. El barro es un material natural disponible en cualquier época del año, aunque sin duda el verano es un gran momento para disfrutar en su máximo esplendor, donde el calor y el agua invitan a un mayor disfrute de la experiencia.

[Leer +: Juegos de jardinería para niños]

Tal vez no sea casualidad que desde 2009 se viene celebrando el Día Internacional del Barro el 29 de junio, un día para dar visibilidad a la importancia de jugar con el barro, especialmente en la infancia. Fueron Gillian MacAuliffe, de Australia, y Bishnu Bhatta de Nepal, las impulsoras de la iniciativa cuando, en el Foro Mundial, conversaron sobre las maneras de fomentar los sentimientos de comunidad, cuidado y afecto por el mundo que nos rodea. De ahí surgió esta iniciativa para acercarnos, dejando a un lado la edad, raza o religión porque cubiertos de barro, ¡todos parecemos iguales!

Beneficios para la salud infantil de jugar con tierra mojada

Estimulación sensorial con barro para niños

Investigaciones recientes han demostrado que jugar con barro mejora el sistema inmunológico y puede prevenir futuras alergias. Los adultos nos preocupamos de que mantengan sus manos limpias en todo momento, pero eso les deja indefensos. Algunos científicos han descubierto que la suciedad del fango contiene unas bacterias llamadas Mycobacterium vaccae.

Esta bacteria no patógena puede encontrarse en la tierra y se ha descubierto que es la responsable de que los niveles de estrés y ansiedad bajen y aumente la sensación de felicidad.

Desde luego estamos ante una experiencia sensorial que la infancia recordará y a través de la cual también crecerán sanos y fuertes.

Propuestas de juegos de estimulación sensorial con barro

Juegos con barro para los niños

¿Y si creamos la torre de barro más alta de la historia? ¿O prefieres un pastel con flores? El barro, ese elemento tan versátil puede transformarse en cientos de cosas cuando dejamos a los niños y niñas interactuar de forma libre con él. Cuando juegan con barro no solo trabajan la parte sensorial, sino que se ponen en juego las habilidades motrices, lingüísticas, cognitivas; hacen ciencia y matemáticas.

1. Los chefs del Barro
La cocinita de barro es un clásico. Muchas son las propuestas que de ahí nacen y se pueden crear desde pasteles, hasta todo un menú completo que se complemente y decore con plantas aromáticas y otros elementos naturales que encuentren en su entorno.

Pueden jugar a crear y escribir sus propias recetas, a elaborar un menú o una carta de restaurante e incluso a dar una masterclass sobre una receta hecha con barro, creatividad y naturaleza. Medir, pesar, explicar, ordenar, temporalizar, seleccionar, decorar, escribir... Desde luego los chefs del barro trabajarán muchas habilidades mientras crean sus menús degustación.

2. La Torre de Barro más alta de la historia
Jugar con el barro tiene un componente sensorial muy alto cuya estimulación abarca el olfato (tiene un olor peculiar), el oído (el sonido del barro al ser manipulado) y principalmente el tacto, donde recibimos gran información sobre su textura, temperatura, grado de humedad, concentración...

Crear torres de barro, es una actividad estimulante y divertida que nos acerca a todas esas cualidades que ofrece este elemento. ¿Cómo de alta será nuestra torre?

3. Cuadros en charcos
Cualquier lluvia deja charcos. Y si el barro es el príncipe de los juguetes, el charco es el rey. Porque además ese agua en invierno puede congelarse. Aprovechar los charcos que dejan las lluvias es otra gran oportunidad para conectar con la naturaleza y el barro. Si además tenemos algún ingrediente como flores secas, pétalos, pequeños palitos... nuestro charco puede convertirse en un lienzo y crear cuadros flotantes. Una experiencia sensorial con una alta dosis de concentración y disfrute.

4. Personajes de Barro
El barro se convierte en un gran medio de expresión creativo por la gran cantidad de propuestas que permite. Invita a imaginar, a crear y a que los más pequeños exploren su creatividad. Es material para crear grandes y curiosos personajes que pueden formar parte de su juego simbólico.

Además pueden incluir otro tipo de objetos en sus juegos, como son animales, creando así no solo los personajes, sino también todo un escenario de juego o lo que se conoce como el juego con minimundos.

5. El barro como experiencia de juego
Permitir que se manchen, que se embarren, que se den su propio 'masaje con barro', que construyan o incluso que puedan pintar con el propio barro ofrece a los niños y niñas una gran diversidad de experiencias que sin duda llevarán el disfrute como ingrediente principal. Además el barro le ofrece una sensación de libertad, pudiendo explorar todas sus facetas, pudiendo incorporar múltiples aprendizajes desde la vivencia y creando recuerdos alegres y felices de la infancia.

Sin duda, el barro como experiencia de juego es una propuesta a incorporar en todos los hogares y todas las infancias. Porque ya hemos visto que son múltiples los beneficios y, sin duda, grande la diversión.

Puedes leer más artículos similares a Jugar con barro hace que los niños sean más felices. Comprobado, en la categoría de Aire libre en Guiainfantil.com.