Nombres compuestos para niños. Por qué sí y por qué no usarlos

Las ventajas y los inconvenientes de ponerle dos nombres a nuestro hijo

Adriana Méndez

Una de las maneras más efectivas para conseguir un nombre original es creando un nombre compuesto para los niños o para las niñas. Este, generalmente está entrelazado a los nombres de ambos padres, los nombres de los abuelos, o de ambos. Aunque hoy en día existe también la tendencia de combinar hermosos y únicos nombres que no tienen relación con la familia.

Yo personalmente he conocido muchas personas con nombres interesantes como Margginot, Alexca, Raymar o Luismar. Pero también he conocido otros tan raros que son hasta difíciles de escribir (y de creer). Por eso, en esta ocasión nos preguntamos sobre las ventajas e inconvenientes de elegir este tipo de nombres. ¿Por qué sí y por qué no poner un nombre compuesto a tu hijo?

La tradición de poner un nombre compuesto

Por qué sí y no poner nombres compuestos para niños

Los nombres compuestos tienen su origen en la antigüedad, donde eran mayormente utilizados por tradición familiar mayormente a los varones por heredar el nombre paterno (Marco Antonio, César Augusto, Francisco Javier), o por connotación religiosa. Por ejemplo, a muchas niñas se les bautizaban con el primer nombre María por la Virgen (María de los Ángeles, María Trinidad, María Isabel).

Por supuesto, esta tradición de los nombres compuestos se utilizaba para el primer y segundo nombre (dando lugar, por tanto, a dos palabras). Sin embargo, ahora los padres pueden seguir este mismo rumbo o utilizar el nombre compuesto como único nombre para su nuevo miembro. Esto significa que los dos nombres se juntan dando lugar a combinaciones como, por ejemplo, Marinés o Elisaúl. Sea cualquiera de las dos opciones, no hay duda que los nombres compuestos aún son muy utilizados en los países de Iberoamérica.

En algunos países solemos percibir que la mayoría de los nombres compuestos como una sola palabra son utilizados para las niñas, mientras que los nombres combinados para el primero y segundo, son más utilizados en los niños. ¿Es así también en tu país?

Por qué SÍ apostar por los nombres compuestos para niños

Ahora bien, ¿cuáles son las ventajas y los inconvenientes de elegir un nombre compuesto para tu hijo? Empezamos analizando algunos motivos por los que SÍ llamar con uno de estos nombres a tu pequeño.

- Un nombre único
No hay duda alguna de que los nombres compuestos suenan muy interesantes y tienen una connotación única, a diferencia de los nombres populares, donde seguramente encuentres por lo menos a varias personas con tu mismo nombre en tu ciudad residencial, cosa que no siempre sucede con los casos de combinaciones.

- Es fácil encontrar combinaciones bonitas
Combinan perfectamente. En el caso de utilizar combinaciones para el primer y segundo nombre, estos siempre armonizan y son fáciles de nombrar como si fueran uno solo.

- Aportan personalidad
Dan carácter a la persona, muchos padres optan por estas combinaciones ya que otorgan presencia y tienen significados poderosos cuando se pronuncian como uno solo.

- Hacer un homenaje a más de un familiar
Es una buena alternativa para conjugar e incluir los nombres de los padres y de los abuelos, como un homenaje, de una forma más equitativa y especial.

- Solución cuando estás entre dos nombres
Cuando los padres tienen dudas para elegir entre dos nombres que les gustan mucho, la solución puede estar en poner al niño un nombre compuesto que incluya ambas ideas.

Desventajas de elegir nombres combinados

Y, en el otro lado de la balanza... Estos son algunos de los inconvenientes de poner un nombre compuesto a los niños.

- Más complejos y largos para escribir y aprender
Especialmente si se opta por aquellos nombres combinados como primero nombre, son difíciles de pronunciar y aún más de escribir por lo que tu hijo o hija siempre debe estar atento a que se haga de forma correcta.

- Acaba siendo sustituido por un diminutivo
Puede sentirse un poco retraído por la complejidad de su nombre y optar por un diminutivo para utilizarlo en su entorno social o elegir solo uno, en el caso de las combinaciones de primer y segundo nombre.

- Nombres muy complicados
Los nombres combinados suelen causar confusiones a las personas, por lo que puede convertirse en todo un reto a la hora de presentarse en cualquier tipo de entorno (social, profesional, interpersonal...)

- ¿Dan lugar a burlas?
Los niños con nombres combinados que tienen una connotación muy única pueden ser objeto de burlas por parte de sus compañeros al querer ‘averiguar’ su origen y la razón del por qué sus padres decidieron llamarlo de esa forma.

¿Y cuál podría ser la solución? ¿Quizá encontrar un punto intermedio? Sin importar las opciones o los motivos, los padres son los que tienen la última palabra sobre cómo llamarán a su futuro hijo o hija. Pero si van a optar por un nombre combinado original, deben también tener en cuenta que quién lo va a portar es precisamente su niño, no ellos. Así que eviten nombres que se sean muy complicados de escribir y pronunciar para disminuir problemas a futuro y asegurar que sus niños se sientan orgullosos de portarlo.