10 nombres originales de abuelas para niñas

Nombres curiosos con mucha tradición para bebés

Azucena Zarzuela
Azucena Zarzuela Periodista y escritora de cuentos

En los antropónimos (los nombres propios de persona) siempre ha habido una evolución, aparecen nombres nuevos que desplazan a otros. Pero ahora vivimos tan deprisa que lo que siempre ha sido evolución ahora parece una revolución. Y la nueva tendencia retro está en ser el más original.

Sin embargo, para ser original no hace falta inventar nada. Sólo tenemos que mirar hacia nuestras raíces y recuperar los nombres que casi han desaparecido del padrón, aquellos que llevaron nuestros abuelos y que hoy ningún pequeño tiene.

Si estás pensando en ponerle un nombre diferente a tu bebé, aquí te dejamos 10 nombres originales de abuelas para niñas.

Nombres originales de abuelas para niñas con mucha personalidad

Nombres originales de abuelas para niñas

Cambiar esta tendencia convertirá a nuestra hija en única en su generación. De vuelta a lo básico, a lo tradicional a la vez que nos sirve para rendir nuestro homenaje a nuestros antepasados. A continuación hacemos nuestra propuesta.

- Celestina: de origen griego que significa ‘celeste, del cielo’. Nombre frecuente en España durante el Medievo. La forma femenina es muy popular por la famosa obra de Fernando de Rojas. Su uso como sinónimo de alcahueta se debe también al libro. Es también, en su versión masculina, uno de los sobrenombres de Júpiter. Su santo se festeja el 19 de mayo.

- Críspula: variante del masculino Críspulo. Nombre derivado del latín que significa ‘aquella que tiene el pelo rizado u ondulante’. Su popularidad llegó con la figura de san Críspulo, mártir que tras ser decapitado, en la peña donde cayó su sangre apareció una flor blanca. Su onomástica se celebra el 10 de junio.

- Eleuteria: su origen está en el mundo grecolatino, el cual proviene de la fiesta celebrada en honor de Zeus liberador, y significa ‘liberadora, noble, generosa’. Fue uno de los epítetos de Dionisio y debe su difusión como nombre de bautismo a varios santos. Su santo se festeja el 18 de abril o el 8 de agosto.

- Facunda: variante femenino de Facundo. Su origen es latino y significa ‘elocuente, diserta, la que habla con facilidad’ y ‘oradora elocuente’. Se popularizo en el reino castellanoleonés durante la Edad Media tras el culto a san Facundo, mártir del siglo II. Se celebra su santo el 27 de noviembre.

- Gaspara: de origen persa que se traduce como ‘tesorera y administradora’. Este nombre debe su difusión en Europa a su versión masculina, Gaspar, como el rey mago que, según la leyenda, ofreció incienso al niño Jesús. Su santo coincide con el 6 de enero, día de la Epifanía.

- Ifigenia: de origen egipcio que se traduce como ‘madre fuerte’ y ‘de estirpe poderosa’. Era el nombre de Efigenia de Etiopía, santa más conocida como ‘La patrona de los negros’. También es el nombre de la hija de Agamenón, que fue ofrecida en sacrificio por su padre con el fin de que sus barcos llegaran sanos y salvos a Troya. Su santo se celebra el 21 de septiembre.

- Milana: nombre que significa ‘amada’ en hawaiano y ‘negro’ si buscamos su origen griego. Su versión masculina tiene origen eslavo y significa ‘lleno de gracia’, ‘bien amado’ y ‘deseado’.

- Nemesia: de origen griego que significa ‘venganza divina’ o ‘consagrado a Némesis’. Según Hesiodo, Némesis es la hija de la noche y la oscuridad, pero también hay quienes aseguran que es una de las hijas del Océano. Nombre frecuente en Roma en época Imperial y adoptado por varios santos: un mártir en Roma en el año 138, un mártir en Alejandría en el siglo III y un mártir en Córdoba en el siglo IV. Su onomástica se celebra el 19 de julio.

- Petronila: de origen griego latinizado que significa ‘piedra’ o ‘mujer de carácter muy fuerte’. Su divulgación como nombre bautismal se debe a la santa Petronila, mártir del siglo I y se cree que era hija de san Pedro. Su santo se festeja el 31 de mayo.

- Romualda: de origen germano que significa ‘gloriosa gobierno’. Forma femenina de Romualdo, muy difundido en Italia gracias a Romualdo I y II, duques de Benevento, y a san Romualdo, fundador de la orden de los monjes camaldulenses. Su santo se celebra el 19 de junio.