Cómo cuidar un esguince de muñeca en niños

Primeros pasos a seguir si tu hijo sufre una lesión en la muñeca

Alba Caraballo Folgado

Por más cuidado que tengamos los padres, los niños se caen, es un hecho. Su inagotable capacidad de exploración, su curiosidad y su falta de miedo al peligro, hacen que en el período de la infancia las lesiones a causa de las caídas sean algo muy frecuente.

Una de estas lesiones comunes en los niños suele ser el de esguince de muñeca. Conoce cómo debes cuidar un esguince de muñeca en niños para que la lesión cure cuanto antes y sin secuelas.

Qué es un esguince de muñeca en niños

Esguince de muñeca en niños

El esguince se produce cuando se tuerce o se produce una distensión violenta en el ligamento que une a los huesos de una articulación. Los ligamentos son tejidos que conectan los huesos y hacen que estén en su lugar, además de sostener las articulaciones.

Los esguinces más comunes en los niños suelen ser los de tobillo, rodilla, codo y el que nos ocupa, el esguince de muñeca.

Es una lesión frecuente en la infancia porque los niños no paran de saltar, correr, bailar, jugar, patinar, montar en bicicleta... y ante una caída lo que el niño tiende a hacer es poner las manos para frenar el impacto contra el suelo. Esto suele provocar un esguince de muñeca, es decir, uno o varios ligamentos de la muñeca del niño se estiran, se tuercen o rasgan. 

Si tu hijo sufre una caída y se queja de dolor en la zona de la mano, debes poner los remedios inmediatos para cuidar un esguince de muñeca en niños. Algunos síntomas que te indicarán que puede tener un esguince en la muñeca son: 

- El niño tiene la muñeca hinchada e indica que le duele.

- La muñeca parece estar rígida.

- Aparecen moretones o cambios en el color de la piel.

- Si el niño intenta moverla suena.

Ante esta situación podemos realizar dos acciones en un primer momento:

- Acudir a su pediatra para que le valore y pueda tomar las medidas oportunas para tratarle. 

- Ofrecerle el medicamento recetado por su pediatra para aliviar el dolor, generalmente analgésicos como el ibuprofeno o el paracetamol.

Claves para cuidar un esguince de muñeca en niños 

El pediatra te preguntará cómo se produjo la caída o la lesión y examinará la muñeca de tu hijo. En determinados casos mandará realizarle unas radiografías o incluso una resonancia magnética si en la primera no se aprecia nada. En caso de que el niño sufra un esguince de muñeca, el pediatra recomendará: 

- Medicamentos para disminuir la hinchazón y el dolor.

- Férula o yeso para poder sostener la muñeca y reestablecer el daño causado.

- En los casos más graves puede ser necesaria cirugía.

- En determinados casos también se recomienda la fisioterapia para ayudar a recuperar la fuerza y el movimiento de la muñeca una vez finalizado el tratamiento.

Cómo puedo ayudar a mi hijo en caso de que sufra esguince de muñeca

De nuevo reiteramos que será el profesional médico quien realice las recomendaciones a seguir pero tú, como padre o madre puedes: 

- Aplicar hielo en la muñeca durante 15 o 20 minutos: coloca una bolsa de hielo cubierta por un trapo o toalla sobre la muñeca y repite esta operación cada hora. Así disminuirás la hinchazón y del dolor.

- Eleva la muñeca por encima del nivel de corazón, puedes apoyarle la muñeca sobre almohadas para que esté más cómodo.

- Insiste en que el niño descanse la muñeca al menos 48 horas y evita que realice ningún tipo de actividad con esa mano.

Cómo prevenir futuros esguinces de muñeca en el niño

Cuando un niño ha sufrido un esguince en una articulación es muy posible que vuelva a repetirse esta lesión, sobre todo, si el tratamiento que realizó la primera vez no se cumplió a rajatabla o si no se hizo adecuadamente. Para evitar que el niño vuelva a pasar por lo mismo has de: 

- Proteger la muñeca a la hora de hacer deporte: una buena muñequera le ayudará a prevenir futuro esguinces.

- Pide al niño que realice calentamientos con las manos antes de realizar un deporte como baloncesto, fútbol o balonmano.

- Enseña a tu hijo a caer, si practica algún deporte, como el esquí en el que las caídas son frecuentes, debe aprender de qué manera impactar con el suelo para evitar lesiones.  

- Cuida la alimentación de tu hijo para que incluya las vitaminas y minerales necesarios para mantener huesos y articulaciones fuertes.