Cómo preparar a un niño para que pueda quedarse solo en casa sin peligro

Normas para evitar riesgos y posibles accidentes domésticos para niños que se quedan solos en casa

Lisbeth García

Los niños son los habitantes de la casa más desprotegidos incluso con la presencia de los padres. De hecho, pueden tener un accidente mientras mamá o papá están en la cocina o en la ducha y ellos se mueven libremente por el hogar. Ahora imagina lo que puede ocurrir si los dejamos solos por un momento en casa.

Te explicamos cómo puedes preparar a un niño para que pueda quedarse solo en casa sin peligro a partir de cierta edad (dependiendo de la madurez del niño, 11-12 años).

Cuando los niños se quedan solos en casa

Cómo preparar a un niño para que pueda quedarse solo en casa sin peligro

Antes de hacer que nuestros hijos se queden al cargo de la casa, es conveniente preparar la situación. Te comentamos los puntos importantes que tienes que tener en cuenta:

  1. La autonomía: Mejora la autonomía de tu hijo. ¿Cómo? Aplaude las decisiones que tome que conlleven un aumento de responsabilidad y fomenten su confianza. No sobreprotejas a tu niño y déjale libre para que pueda ir creciendo poco a poco y ser capaz de hacer las cosas por su cuenta.
  2.  Déjale un tiempo solo de manera progresiva: Si piensas dejar a tu hijo solo en casa será mejor entonces que comiences dejándolo solo por periodos de minutos. Por ejemplo: puedes ir a tirar la basura y volver rápidamente, será entonces cuando nuestro hijo esté solo en casa durante unos minutos, pero sabiendo siempre que volverás inmediatamente. Pregúntale cómo se ha sentido y empieza a hacer que los momentos en los que se queda en la vivienda sean cada vez más prolongados.
  3. Instrucciones: Cuando se va a dejar a un niño solo en casa es preciso que se detalle qué puede hacer y qué no, dejar las instrucciones por escrito y que pueda leerlas si es necesario. Entre las indicaciones principales debería estar la de no abrir la puerta a extraños o no realizar uso de aparatos que conlleven riesgo como pueden ser los electrodomésticos que se encuentran en la cocina.
  4. Tu contacto telefónico o de un familiar más cercano:  Es imprescindible que si tu hijo siente la necesidad de hablar contigo pueda llamarte. Deja apuntado tu número de teléfono e indícale que llame si surge algo. Educarle sobre los servicios de urgencia como la policía, bomberos y el servicio de urgencias médicas ambulancia será algo positivo en el caso de que aparezca un problema.
  5. Mantén comunicación con él: Así le transmites más confianza, no se sentirá ansioso ni solo y tendrás más control de la situación.
  6. Deja al niño ocupado en algo: El tiempo pasa más rápido cuando hacemos algo que nos gusta. Busca una actividad que le mantenga distraído y así  evitará que se mueva por la casa y pueda realizar acciones que conlleven riesgos. Ver la televisión, jugar o hacer deberes son algunas de las acciones que mantienen al niño concentrado.
  7. Déjale comida preparada: Aunque el tiempo que se quede solo el niño sea pequeño y no coincida con unas horas cercanas a la comida o a la cena, es conveniente dejar siempre alimento disponible por si tiene hambre. Además, al dejárselo preparado, evitamos la posibilidad que intente cocinar por su cuenta y utilice objetos peligrosos.

10 instrucciones básicas para niños que se quedan solos en casa

Aquí tienes algunas de las instrucciones que puedes utilizar si dejas a tu hijo solo en casa:

  1. Nunca deberá abrir la puerta a ningún extraño.
  2. Debería existir algún control por parte de un vecino de mucha confianza.
  3. Asegúrate que su hijo sepa cómo llamarte, o el teléfono de algún vecino o los números de emergencia.
  4. Déjale siempre un teléfono a mano.
  5. Llama cada cierto tiempo a casa para comprobar que todo está bien
  6. Comprueba que tu hijo sabe utilizar las cerraduras de puertas y ventanas.
  7. Educa a tu hijo para no dar informaciones a extraños por el teléfono, ni decir que se encuentran solos en casa a nadie.
  8. Comprueba que su hijo puede manejar algún dispositivo de seguridad como la alarma si es que la tiene.
  9. Asegúrate que su hijo no tenga acceso a ningún objeto peligroso.
  10. Enseña a tu hijo medidas básicas de primeros auxilios y deja el botiquín en un lugar accesible.