Los niños de la llave: el creciente problema de los niños que están solos en casa

Niños que pasan la tarde solos en casa sin supervisión

Más de 580 000 niños de entre 6 y 13 años en España se quedan solos en sus casas durante las vacaciones. Sus padres trabajan pero sus bajos ingresos no les permiten ni dejar su trabajo, ni llevarles a un campamento ni contratar a una persona que los cuide. 

Se les conoce como "Los niños de la llave" y su número ha ido en aumento de forma alarmante en los últimos años. La ONG Educo ha publicado un informe alertando sobre el problema de los niños que están solos en casa, cuyos casos han crecido desde el año 2009 en un 66%. 

Niños de la llave que pasan las tardes solos en casa 

Esta es la campaña que ha puesto en marcha la ONG Educo, una campaña dirigida a concienciar sobre el creciente problema de los niños que están solos en casa, son los conocidos como niños de la llave. 

Se les llama así porque disponen de una llave para entrar y salir de casa. La llevan colgada del cuello o la guardan en la mochila. La usan casi todos los días. Salen del colegio y nadie les espera a la salida. Se dirigen solos a su casa para pasar allí la tarde. ¿Por qué? A sus padres les resulta imposible conciliar la vida laboral y la personal. Sus bajos ingresos les impiden contratar a nadie que pueda hacerse cargo de sus hijos durante el tiempo que ellos pasan en sus trabajos.

Niños de la llave, niños que están solos en casa

¿Qué hacen este medio millón de niños que pasan la tarde solos? En su gran mayoría están viendo televisión sin nadie que controle lo que ven o cuánto tiempo lo ven, acceden a dispositivos digitales, juegos, redes sociales o publicidad sin filtro ninguno.

Los niños de la llave están expuestos durante las tardes a los peligros de estar solos en casa e incluso a los riesgos de estar en la calle y encontrarse con niños mayores que ellos que puedan acosarles o adultos que intenten acercarse a ellos con malas intenciones. 

El número de estos niños suele aumentar en verano, ya que un elevado número de estas familias no pueden irse de vacaciones a pesar de tener ingresos, ya que no son suficientes para disfrutar ni una semana fuera de su residencia. Tampoco pueden pagar campamentos de verano donde sus hijos puedan jugar con otros niños y estar al cuidado de adultos. Son niños que, en muchos casos no están bien alimentados, ellos preparan su merienda y, en muchos casos, su cena.

La razón por la que estos niños están solos, no siempre es el desamparo o la negligencia, el informe de Educo afirma que "las razones de esta situación pasan por una situación económica y laboral de precariedad con prácticamente nulo soporte familiar y social".

España no es el único país afectado por este problema, niños de todo el mundo han de enfrentarse a la soledad de las tardes en casa o al cuidado de hermanos pequeños mientras sus padres trabajan. Una encuesta publicada por Afterschool Allience titulada America After 3 PM revelaba que casi 15 millones de escolares estadounidenses pasaban las tardes solos.

Expertos alertan de esta situación en la que el niño sin supervisión podría caer en problemas de drogas, delincuencia, embarazos adolescentes e incluso problemas relacionados con la alimentación, como la obesidad, ya que nadie controla la calidad de lo que come.

Muchos riesgos para niños y pocas políticas que permitan conciliar o subsistir a familias con bajos recursos.