Así son las mejores actividades extraescolares para niños con asperger

Requisitos que una actividad extraescolar debe cumplir para serle útil a un niño con asperger

Jimena Ocampo Lozano

Cuando conocemos a un niño o tenemos un hijo con síndrome de asperger, nos sobrevienen muchas dudas: ¿Qué podemos hacer para ayudarle? ¿Necesita terapia? ¿Qué actividades son más adecuadas para él? Dentro del marco del curso escolar, también es frecuente preguntarse cuál son las mejores actividades extraescolares para los niños con asperger, aquellas que les ayudarán a desarrollar sus habilidades.

Actividades extraescolares para niños con asperger

Requisito de las extraescolares para el asperger infantil

El síndrome de asperger es un trastorno del neurodesarrollo frecuente, pero aún poco conocido. Forma parte de los Trastornos del Espectro Autista, (TEA). Las personas con Síndrome de Asperger presentan dificultades en la comunicación e interacción social, flexibilidad cognitiva o de comportamiento. Este trastorno comparte características centrales con el autismo, pero podemos decir que se diferencian de este en el grado.

Presentan dificultades para entender e interpretar la comunicación no verbal, son 'literales' en el lenguaje y les cuesta entender y captar ironías, dobles sentidos. Además, les suele resulta complicado 'imaginarse' situaciones o ponerse en circunstancias que no han vivido o experimentado.

A la hora de escoger para ellos actividades extraescolares, hay que tener en cuenta una serie de aspectos previos.

1. Que los monitores conozcan el síndrome de asperger
Debemos procurara que el o los profesionales que van a llevar a cabo la actividad extraescolar conozcan, comprendan y sepan manejar a nuestro hijo. No es difícil que se presenten situaciones complicadas o complejas relacionadas sobre todo con el área social, relacional o emocional, por lo que tener un profesional que sepa mediar y gestionar estas situaciones es muy importante.

En un momento dado, si el niño está recibiendo tratamiento en un centro especializado, puede ser conveniente que el profesional que trabaja con el niño, colabore y asesore a los profesionales que llevan a cabo la extraescolar.

2. Buscar una actividad que le guste
En cuanto al tipo de actividad que elijamos, como con cualquier otro niño, será importante que sea el propio niño el que elija o decida qué actividad le gusta más. Aunque puede que haya actividades más indicadas y adecuadas, lo importante es que respetemos y les dejemos elegir.

[Leer +: Actividades extraescolares según la edad de los niños]

3. ¿Actividades en grupo o individuales?
Si mi hijo tiene problemas de relación, ¿actividades grupales o individuales? Puede que pensemos que como le cuesta relacionarse con otros niños, un deporte colectivo cómo baloncesto, fútbol o hockey es lo que mejor le va a venir. La respuesta es sí y no; sí, si al niño o niña le gusta el fútbol o el baloncesto y quiere practicarlo, y no, si es una actividad forzada para él.

Hay que recordar que las dificultades de relación social no mejoran solo con la participación en un grupo. En este caso, requiere entrenamiento y que adquieran una serie de herramientas y habilidades para desenvolverse sin dificultad.

No podemos olvidar que hay actividades que se hacen con más niños, pero no necesariamente en grupo. Deportes como el kárate, el yudo, la natación, el tenis… Todas ellas son actividades en las que el niño se relaciona con otros, pero sin tener necesariamente que trabajar en grupo.

Hay que buscar el equilibrio entre el disfrute del niño y buscar actividades que potencien y ayuden al niño en el desarrollo de ciertas habilidades. Por eso, recibir la ayuda y asesoramiento de los profesionales que trabajan con el niño, es de gran utilidad.

4. Por qué no una actividad deportiva
En cuanto a si elegir una actividad deportiva o no, debemos tener en cuenta que el deporte y la actividad física son muy importantes para el desarrollo de los niños (de todos los niños). Por ello, siempre que no suponga una excesiva dificultad para nuestro hijo y la actividad esté bien planteada y estructurada para él, sería bueno introducirla en su repertorio de actividades.

Características de las extraescolares para el asperger

Actividades extraescolares para los niños con asperger

Una vez que tenemos en cuenta las pautas anteriores, y a modo de resumen, estas son algunas de las características o requisitos que debemos buscar en las actividades extraescolares a las que apuntemos a un niño con asperger:

- Que sea una actividad estructurada y que esté bien organizada.

- Que sea del agrado de nuestro hijo.

- Que motive al niño y obtenga experiencias positivas y agradables.

- Que se le ofrezcan las ayudas necesarias para su integración en el grupo y/o en la actividad.

- Que los profesionales que desarrollan la actividad comprendan, entiendan y sean sensibles a las necesidades del niño con Asperger.

¿A qué clase extraescolar has apuntado a tu hijo con asperger?