Los problemas de salud de los bebés por bañarlos frecuentemente 

Descubre cada cuánto tiempo debe ser el baño de tu hijo para evitar enfermedades

Carla Estrada

Antes de que el bebé nazca, muchas madres nos informamos sobre cómo atenderlo y cuidarlo al llegar a casa. Una de las actividades que nos da mayor emoción, aunque también algo de angustia, es el momento del baño de nuestro bebé por primera vez. Aunque no es necesario hacerlo a diario, alguna madres lo realizan con mucha frecuencia, trayendo problemas de salud para el pequeño, y es que son muchos los problemas de salud de los bebés por bañarlos frecuentemente. 

La higiene exagerada produce problemas de salud en los bebés

los problemas de salud de los bebés por bañarlos  frecuentemente

Cuando realizo la consulta prenatal o postnatal pediátrica, le advirtió a los padres que el baño en los recién nacidos no debe hacerse al menos, después de los primeros cinco días de nacido, ya que es conveniente mantener la capa de vermix caseoso con que ellos nace.

La función de la misma no es otra que proteger la piel del bebé de factores contaminantes externos, gérmenes del ambiente que pueden atacarlo y regular y mantener su temperatura corporal. Por tanto, lo ideal es no bañarlo durante esos días (hay pediatras que incluso indican el baño después de los primeros 10 a 15 días, pero a mí, particularmente, me parece exagerado).

El vermix caseoso es un material grasoso, blanquecino-amarillento, de textura parecida al queso, que recubre la piel del recién nacido desde que se encuentra en el útero y consiste en una mezcla de secreciones grasas procedentes de sus glándulas sebáceas y células muertas epidérmicas.

Además la piel de los bebés es delgada y muy delicada, con un pH al nacer de 6,5 y en la medida que pasan las semanas se va acidificando a un pH 5,5 lo que le confiere mayor capacidad de defensa; pero si la piel recibe baños frecuentes, ese pH se altera y el bebé se hará susceptible a adquirir enfermedades de piel u otras patologías, especialmente de origen infeccioso como micosis, piodermitis, impétigo.

Cuando evitamos constantemente que nuestro hijo esté en contacto con el medio ambiente, con el suelo, los juguetes, tierra para que no e ensucie o contamine y, además, lo bañamos varias veces al día, lo que estamos haciendo es que su sistema Inmunológico se debilite y, por ende, sea más vulnerable a infecciones u otras patologías de tipo alérgica, como dermatitis atópicas o eczemas.

También muchas veces a mi consulta llegan bebés con piel reseca, deshidratada y descamativa y, al interrogar a los padres, me comentan que el bebé es bañado más de una vez al día, porque lo ven sudoroso por las altas temperaturas, lo que genera un barrido de la grasa normal de la piel y, por tanto, de su hidratación natural.

Recomendaciones para prevenir enfermedades en los bebés por baño frecuente

baño frecuente del bebé

Con todo esto, es importante que cuidemos de nuestro bebé, pero saber cómo hacerlo correctamente, sobre todo en lo que al baño se refiere. A continuación te paso a enumerar algunos consejos que les doy a los padres que acuden a mi consulta: 

- El recién nacido debe ser bañado al menos 5 días después de su nacimiento, para preservar la capa de vermix caseoso.

- Los primeros 28 días (periodo del recién nacido) no es necesario dar baños diarios. Pueden ser interdiarios o cada dos o tres días.

- Hasta los 6 meses los baños también pueden ser ocasionales y asear sus genitales cada vez que sea necesario.

- También se debe asear la zona del cuello y pliegues de brazos y piernas, donde se acumula el sudor. Incluso a nivel del cuello puede haber restos de leche materna o fórmula, la cual se debe retirar diariamente para evitar el crecimiento de hongos en esa zona.

- Los baños deben ser rápidos, con agua limpia (filtrada), a la temperatura del cuerpo (36 ó 37 grados) y usar jabón de pH neutro preferiblemente. 

- No es necesario el uso de productos como champú, perfumes o cremas hidratantes, a menos que sean indicadas por algún facultativo para tratar la resequedad de la piel.

- Y antes de los 6 meses, no está recomendado baños en playa o piscina.