Qué enfermedades provocan exceso de sudor en los niños

Una sudoración excesiva en un niño puede provocarle problemas de autoestima al sufrir rechazo de sus compañeros

Como sabemos, el sudor es algo que todos tenemos, unos más que otros, pero hay ocasiones donde es realmente excesivo, siendo molesto para uno mismo. El hecho de que un niño sude en exceso puede estar indicando que algo no va bien y que hay un problema de salud.

Acá te contaremos qué enfermedades pueden sospecharse cuando un niño suda en exceso sin que haya estímulos ambientales que puedan modificarlo. En términos médicos se conoce como hiperhidrosis infantil. ¿Será algo hereditario? ¿Qué nos puede estar indicando? ¿Cómo puede solucionarse?

Hiperhidrosis palmar o cuando al niño le sudan en exceso las manos

niños que sudan mucho

A Carmina le preocupa que su hijo Juanito siempre sude a chorros. No hay manera que deje de pasarle, porque no es solo cuando lo lleva al fútbol. Ella dice que es en todo momento, esté o no haciendo deporte u otra actividad, incluso fuera de la propuesta física. Juanito suda aún estando en un clima frío donde todos prácticamente se congelan y tienen que abrigarse, por lo que ha decidido llevarle al pediatra para ver qué puede ser lo que esté ocasionándole todo ello.

La sudoración excesiva o hiperhidrosis puede ser primaria o secundaria. En la primaria la causa no es conocida y las zonas del cuerpo que se afectan son locales, como palmas de las manos, plantas de los pies, axilas o cara.

En la secundaria puede afectarse una zona determinada o causar sudoración generalizada, es decir, en todo el cuerpo. En esta ocasión, ocurre por una causa conocida como pueden ser enfermedades entre las que están: infecciones, causas hormonales, oncológicas, metabólicas o por afectación glandular.

Esta última, la afectación glandular, es la más común en la infancia. Es la llamada hiperhidrosis palmar, la cual se debe a una disfunción del SNA (Sistema Nervioso Autónomo o Simpático). Aquí la afectación es directamente en el sistema que se encarga de regular la sudoración, es decir, a nivel glandular.

El niño suda excesivamente a predominio de sus manos (por ello el nombre de hiperhidrosis palmar, porque afecta las palmas de las manos en su mayoría), aunque también lo hace en otras partes del cuerpo, pero las palmas de las manos es la zona más afectada.

Se inicia en la infancia y puede generar problemas emocionales en los niños debido a que a nivel escolar es evidente lo que le ocurre: empapa sus cuadernos, moja todo y durante el juego con otros niños puede sufrir de rechazo y sentirse incómodo. El tratamiento de este tipo de patología va desde medicación oral hasta la resolución quirúrgica.

Qué enfermedades se esconden detrás de una sudoración excesiva en los niños

sudoración excesiva en niños

Para poder saber y confirmar que un niño sufre de hiperhidrosis, debe hacerse un interrogatorio exhausto, ya que es común que en la infancia los padres abriguen mucho al niño; también hay que tener en cuenta que los niños corren, trepan, saltan y no se cansan, y es normal que durante estas actividades suden, por ello es importante que como padres la información que se aporte sea adecuada para que el profesional de la salud haga un correcto diagnóstico.

Además de estas cuestiones, al niño se le hará un examen físico adecuado que pueda ser capaz de identificar la causa y diferenciar si el niño suda en exceso solo cuando realiza una actividad o cuando está en reposo.

Otras causas de hiperhidrosis son las cardiopatías congénitas (malformación a nivel del corazón) y es la causa más común a nivel mundial, ya que el intercambio gaseoso estaría alterado y el organismo compensa ello con la pérdida de calor a través de la transpiración. También enfermedades respiratorias como neumonía.

Otras de las enfermedades que suelen cursar con hiperhidrosis son rinitis, adenoiditis y sinusitis, debido a la obstrucción del flujo aéreo superior. Los padres refieren que el niño suele roncar y/o respirar con la boca abierta y por ende esto hace que suden.

Ahora bien, la sudoración excesiva que se presenta de manera nocturna, siempre fuera de todas las causas anteriormente descritas, debe investigarse si es acompañada por otros síntomas, como pérdida de peso, inapetencia, sueño intenso, infecciones recurrentes, malestar general o sangrado, ya que podría indicar enfermedad tumoral (oncológica). Ante un niño que suda demasiado, es importante que sus padres sean interrogados muy bien, a fin de determinar si algo está sucediendo y pueda ser tratado a tiempo.

Puedes leer más artículos similares a Qué enfermedades provocan exceso de sudor en los niños, en la categoría de Enfermedades infantiles en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: