Síntomas de contagio de estreptococo A en bebés y niños y su tratamiento

Conoce todo acerca del estreptococo A y cómo evitar su contagio en niños

Los síntomas de contagio de estreptococo A en bebés y niños y su tratamiento es algo que a todo padre debe interesar, ya que se transmite de una persona contagiada a otra, debido a que las minúsculas gotas de las secreciones nasales o de la garganta de una persona infectada entran en contacto con otra al toser o estornudar, incluso, el contacto con heridas superficiales en la piel que estén infectadas también puede ser foco de infección.

De ahí la importancia de identificar cuanto antes los síntomas, para que el médico pueda brindar el tratamiento adecuado. Muchas veces los estreptococos A causan infecciones leves, sin embargo, en otras llegan a convertirse en invasivas y graves, por ejemplo una bacteriemia o una meningitis pueden desencadenarse debido al síndrome de toxicidad estreptocócica. ¿Quieres conocer más?

Qué es el estreptococo A y quiénes son vulnerables

Qué es el estreptococo A

Se conoce como estreptococo del grupo A o estreptococo A al 'streptococcus pyogenes', que no es más que una de las bacterias más frecuentes en los humanos, que causa infecciones como faringitis y otitis, pasando por ampollas cutáneas o impétigos. Se destaca que en un porcentaje alto, se habla de dolores de garganta o irritaciones leves. El grupo más vulnerable son niños de 5 a 15 años de edad.

Según datos del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido, las infecciones por estreptococo A suelen ser leves y se tratan con antibiótico, especialmente amoxicilina, que es usada con frecuencia para enfermedades bacterianas. Sin embargo, se ha detectado una nueva forma invasiva de la bacteria, conocida como IgA, en niños menores de 10 años.

La preocupación radica en que este tipo de infección invasiva por estreptococos del grupo A puede causar la muerte en poco tiempo. De acuerdo al Instituto Pasteur, las infecciones por estreptococos A y estreptococos B son bastante frecuentes y comunes, pero ambas solo provocan síntomas bajo determinadas circunstancias y si se pertenece a ciertos grupos de riesgo, por ejemplo, padecer leucemia.

Alerta a los síntomas y señales del estreptococo A en niños

Síntomas del estreptococo A en niños

El estreptococo A suele manifestarse con los siguientes síntomas:

  • Dolor en la garganta, especialmente al tragar.
  • Fiebre.
  • Enrojecimiento e inflamación de las amígdalas (puede haber presencia de pus).
  • Puntos rojos en el paladar.
  • Inflamación de los ganglios del cuello.
  • Se descarta que sea la bacteria del estreptococo A si hay tos, moqueo, ronquera y conjuntivitis.

Estos son síntomas frecuentes de enfermedad leve, pero si se vuelve grave o invasiva causa fascitis necrotizante (con presencia de fiebre, dolor agudo e inflamación en la zona de la herida) o shocks sépticos, con manifestaciones de fiebre alta, mareo constante, dolor de cabeza, confusión, hipotensión, sarpullido y dolor en la zona del abdomen.

Hay que poner especial atención si el niño presenta mucha somnolencia o dificultad al respirar una vez controlada la fiebre, por lo que hay que acudir de inmediato al hospital y explicar al pediatra todos los síntomas que ha presentado el niño, así como el registro de los medicamentos que ha estado tomado para atacar los primeros síntomas.

Cómo prevenir el contagio de estreptococo A en niños

Prevenir el estreptococo A en niños

Hay que decir que la higiene juega un papel fundamental, ya que se debe poner especial atención en el lavado y desinfectado frecuente de manos antes de preparar las comidas, después de toser o estornudar, y cuando se ha estado en contacto con personas que posiblemente pudieran estar infectadas. Por eso, ante la más mínima sospecha, lavar las manos y usar gel antibacterial es el primer paso.

Se recomienda el uso de cubrebocas para que las gotículas de saliva no lleguen a personas sanas. Su uso en lugares cerrados disminuye considerablemente el riesgo de contagio, también cambiarlo con frecuencia y desecharlo dentro de una bolsa de plástico. Si se tiene sospecha de contagio es imprescindible continuar con el lavado de manos y la higiene de vasos, platos y cubiertos.

Los niños con dolor de garganta deben ser llevados al médico para que pueda realizarles exámenes específicos de detección de estreptococos A en la garganta. Si el resultado es positivo es primordial que el niño no acuda al cole, sino hasta después de 24 horas de tomar el antibiótico o luego del tiempo recomendado por el especialista.

La gravedad del estreptococo A en niños

Si hay una herida cutánea en cualquier parte del cuerpo, se debe vigilar de cerca buscando posibles rastros de infección. La herida debe mantenerse limpia y si se notan cambios como hinchazón repentina, dolor aumentado, enrojecimiento o pequeñas pústulas, no se debe tocar ni aplicar cremas o pomadas que puedan agravar la sintomatología. Siempre se debe acudir al hospital de manera urgente.

Muchos padres se preguntan si es grave la enfermedad del estreptococo A en bebés y niños, y la respuesta suele ser que no, a menos que pertenezcan a grupos de riesgo como padecer enfermedades crónicas como diabetes, cáncer o similares, así como padecer de un sistema inmune débil o inmunocomprometido con otras comorbilidades (esclerosis múltiple, anemia, desnutrición).

Las enfermedades por estreptococos A no presentan mayor dificultad en quien la padece, incluso hay casos en adultos que se pueden controlar de manera efectiva con antibióticos. Sin embargo, si una persona se automedica con cualquier antibiótico, se corre el riesgo de disminuir la eficacia del mismo y que la bacteria presente resistencia, por eso es de suma importancia que el médico lo prescriba.

Qué tratamiento hay que seguir con niños con estreptococo A

Tratamiento contra el estreptococo A

Como ya lo hemos mencionado, lo ideal es el uso de antibiótico como la penicilina, pero esta debe ser siempre prescrita por el médico. También se recomienda estar en aislamiento en casa, no acudir al cole, descansar lo más que se pueda y vigilar que ninguno de los síntomas empeore o que se presente alguna otra anomalía en el niño.

Pero ¿qué pasa si el niño es alérgico a la penicilina? En ese caso se puede usar eritromicina, sin embargo, puede ser el caso que la bacteria presente cierta resistencia. De ahí que se recomiende que sea el médico quien vigile el suministro del medicamento adecuado. Es muy importante hacer mención si el niño es alérgico, ya que una reacción adversa podría ser mortal.

De llegarse a presentar una enfermedad estreptocócica invasiva del grupo A y que el niño sea alérgico se usa la clindamicina para tratar la fascitis necrotizante. Finalmente, en casos muy graves, además de usar antibióticos, se recomienda el cuidado en terapia intensiva o incluso una cirugía, todo esto avalado por el médico tratante para evitar que el riesgo de muerte aumente.

Ahora que ya sabes los síntomas de contagio de estreptococo A en bebés y niños, y su tratamiento, te recomendamos estar muy alerta y acudir siempre con el pediatra.

Puedes leer más artículos similares a Síntomas de contagio de estreptococo A en bebés y niños y su tratamiento, en la categoría de Enfermedades infantiles en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: