TDAH en la adolescencia

Cómo afecta el trastorno por déficit de atención e hiperactividad al adolescente

Jimena Ocampo Lozano

El TDAH, (trastorno por déficit de atención y/o impulsividad) tiene repercusiones importantes en la vida del niño, ya que afecta de manera directa a las áreas académicas, sociales y emocionales de los que lo presentan. Es un trastorno que suele detectarse en la infancia y que acompaña al niño durante todo su desarrollo, y que no desaparece en la adolescencia.

La adolescencia por sí misma no hace que los adolescentes con TDAH tengan problemas distintos a los de los adolescentes que no lo tienen, pero sí  es un período del desarrollo que presenta más dificultades para los que presentan TDAH. Esto es lo que debes saber sobre el TDAH en la adolescencia.

Cómo afecta el TDAH en la adolescencia

 TDAH en la adolescencia

Cómo se manifieste este trastorno en esta etapa va a depender de muchos factores, (pautas educativas, tratamiento, etc. ). Hay algunos síntomas que se mitigan en esta etapa, (la hiperactividad), pero habrá otros que puedan incrementarse, como puede ser la impulsividad, por las características propias de la etapa. 

Es una etapa especialmente delicada en estos niños, ya que a los rasgos propios del trastorno se le suman los de la etapa del desarrollo en la que se encuentran. Una etapa llena de cambios físicos, biológicos emocionales y sociales que hacen que sea más fácil para estos niños adoptar conductas que denominamos de riesgo.

La adolescencia por sí misma es una etapa difícil para los chavales, en la que se enfrentan a múltiples desafíos, cambios, nuevos roles, nuevas responsabilidades y exigencias el entorno. Una etapa en la que construyen quienes son, en la que acceden a nuevas formas de pensamiento, más abstracto y en la que empiezan a adentrarse en el mundo adulto, enfrentándose a nuevos retos y desafíos vitales.

La mayoría de los adolescentes que presentan este trastorno, aunque reciban tratamiento o lo hayan recibido durante la infancia, continúan teniendo problemas de atención, de falta de planificación y control de impulsos, además de las dificultades emocionales sociales que acompañan al TDAH, (pobre autoestima, problemas en  habilidades sociales, etc...).

Cómo es el adolescente con TDAH

  • Son más propensos en esta etapa a tener conductas que llamamos de riesgo, como por ejemplo el consumo de sustancias, muy ligado a esa dificultad en el control de impulsos. Esto está también muy relacionado con las áreas sociales, a necesidad de ser aceptados les pueden llevar a tener más conductas de este tipo.
  • Puedo ocurrir también que en esta etapa presenten una conducta más desafiante, más oposicionista,(algo que puede darse también en niños son TDAH), que afecta sobre todo a la familia y el ámbito escolar y que requiere por parte de los padres y educadores de una serie de pautas y maneras de actuar específicas con ellos.
  • En esta etapa puede darse una mayor impulsividad (al rasgo propio del TDAH se unen los rasgos adolescentes), una mayor oposición a la autoridad, que incide negativamente en su vida académica, familiar y social.
  • Otro punto importante a tener en cuenta, son las necesidades educativas que se derivan del trastorno, que deben tenerse en cuenta también en la etapa de secundaria para evitar una situación de fracaso y abandono escolar. Es decir, a nivel escolar se tienen que seguir ofreciendo las ayudas y apoyos necesarios para que alcancen con éxito los objetivos de enseñanza aprendizaje. Los problemas de falta de atención de concentración, dificultades de planificación, la desorganización "mental, pueden agudizarse más en esta etapa educativa en la que han de ser totalmente autónomos y las exigencias académicas son mayores que en la primaria.

Las actuaciones en el ámbito educativo son imprescindibles así como trabajar con ellos estrategias específicas de aprendizaje y organización, fundamental para que puedan seguir con éxito su itinerario formativo.

Pero hay que dejar claro que no todos los adolescentes con TDAH van a tener una adolescencia complicada y de riesgo. Depende mucho de sí han recibido o reciben tratamiento, del ambiente familiar y social, de sus recursos personales, sus habilidades sociales, etc..

Por lo tanto, en la adolescencia serán fundamentales las pautas educativas y familiares, ajustadas a la etapa en la que se encuentra el niño y a sus características personales, y el tratamiento que  reciba el adolescente dirigido sobre todo al área emocional y conductual y el apoyo educativo.

Puedes leer más artículos similares a TDAH en la adolescencia, en la categoría de Hiperactividad y déficit de atención en Guiainfantil.com.