Cómo ayudar al niño que pronuncia mal y no se le entiende cuando habla

Actitudes y conductas de los padres que favorecen la adquisición del lenguaje en los niños

Viviana Castro
Viviana Castro Fonoaudióloga

Cuando el niño comienza a hablar y vemos que está inmerso en el desarrollo del lenguaje, los padres prestamos especial atención a cualquier avance o retraso en la adquisición de esta habilidad y nos asustamos cuando empezamos a notar ciertas dificultades en nuestros niños. Es entonces cuando entra la pregunta a nuestra mente de '¿Cómo puedo ayudar a mi hijo que pronuncia mal y no se le entiende bien?'.

Qué podemos hacer los padres para favorecer la adquisición del lenguaje en los niños

la adquisión del lenguaje en los niños

Para hablar un niño necesita un interlocutor que lo escuche y pueda responder, y es allí donde entran papá y mamá. Sin tu ayuda y apoyo en casa, la evolución del lenguaje en el niño no será tan satisfactoria. Por eso, involucrarse en este proceso es fundamental, ya que mamá y papá son sus primeros estimuladores en todos los sentidos; con ellos y gracias a ellos el niño encuentra mayor empatía para comunicarse o darse a entender. 

Yo siempre les digo a los papás que los profesionales en este campo no hacemos magia y que su presencia durante este proceso tan bonito es fundamental. Y no se trata solo del tiempo, sino también de la actitud, porque muchas veces hay tiempo para compartir con el pequeño, pero a los padres les cuesta meterse en el papel y lo hacen tan acelerado y deprisa que casi no merece la pena.

Encontrar el momento adecuado puede ser difícil, pero tengo buenas noticias para ti: no necesitas una hora al día para esto. La hora del desayuno o la rutina para ir a dormir son pequeños espacios donde puedes hablar con tu hijo, pero me refiero (y aquí puntualizo) un diálogo de verdad, no 'un preguntas y respuestas'. Deja que tu fluidez verbal aparezca y habla y conecta con tu hijo. Con este tipo de conductas notarás cómo poco a poco tu retoño se anima a hablar y mejorar en este aspecto.

Si a esos instantes que muchas veces damos por sentado y preferimos el silencio, les prestamos realmente atención y los aprovechamos, veremos como su necesidad de hablar y  expresarse se verá cumplida y estará satisfecha sin necesidad de hacer un hueco en tu agenda de forma adicional.

Y es que no debemos olvidar que hablar en casa es el canal por el cual ese niño forma sus bases comunicativas. Frases como 'Toma tu plato y ponlo en la mesa' componen no solo una orden a realizar sino también entender cada palabra como qué objeto debe agarrar, cuál en concreto, cómo lo va a agarrar, donde lo debe poner, cómo lo va a trasladar...

[Leer más: Cantidad y número de palabras que aprende el niño según su edad]

Qué hacer y qué no cuando tu hijo no pronuncia bien y no se le entiende correctamente

ayudar al niño a pronunciar bien

Muchos padres se preguntan cómo lograrlo: cómo conseguir ayudar a ese niño al que no le entiende bien para que pronuncie bien. No hay trucos mágicos, solo es cuestión de paciencia y comprensión. Conocer qué le gusta a tu pequeño, investigar un poco y luego poder hablar de ello con él es un buen ejercicio para nosotros como adultos y aún más maravilloso para ellos, porque ven que te interesas por sus cosas.

No es hablar por hablar, es realmente entablar un proceso comunicativo en el cual se diviertan y aprendan mutuamente. Y si pronuncia mal en medio de la conversación, ¿qué hago? Corregirlo no debe causarnos temor, solo que hay que saber hacerlo. No es lo mismo decirle con amabilidad 'Cariño se dice tortuga, no totua ¿qué es una totua?' que '¡Lo estás diciendo mal! ¡Se dice tortuga! ¡Mírame! ¡Repite, dilo bien!'. Si lo haces de la primera forma, seguramente tu hijo se reirá un poco, te hará un dibujo o te describirá al animal y luego lo intentará pronunciar un poco mejor.

El adulto y el ser lleno de sabiduría ante los ojos de ese niño eres tú y de quien aprende tu hijo es de ti, así que controlar esa frustración, estrés, ansiedad y demás emociones que te causan la mala pronunciación de tu hijo es tarea completamente tuya. 

Otro punto importante es volvernos buenos oyentes. Si sabes escuchar a tu hijo harás que por empatía el/ella quiera seguir hablándote sobre algo. De esta forma vamos estimulando su vocabulario, punto articulatorio, atención, memoria y, aún más importante el conjunto de todo, la expresión verbal.

Saber escuchar es algo que les motiva un montón a contarte qué le ha pasado, qué ha descubierto en el colegio o qué aprendió. El sentir esa atención les trae mucha satisfacción. Por eso nunca le digas frase como 'Ah, si ya lo sabía' o  'Eso es obvio', porque cortarás ese lazo comunicativo y perderás ese interés de tu hijo hacia ti en ese momento de aprendizaje.

Todo lo anterior nos proporciona la adquisición del habla y la corrección en su pronunciación, así que recuerda los puntos clave:

- Dedica atención y tiempo

- Muestra una actitud receptiva

- Manifiesta interés en las cosas de nuestros hijos

- Aprende a escuchar

- Controla tus emociones, reacciones y acciones

- Crea momentos para hablar entre todos

- Pronuncia bien frente a tus hijos. (Tú eres su ejemplo)

- Diviértete y aprovecha cada momento que encuentres para conectar con tu hijo

- Sé comprensivo, paciente y constante

Puedes leer más artículos similares a Cómo ayudar al niño que pronuncia mal y no se le entiende cuando habla, en la categoría de Lenguaje - Logopedia en Guiainfantil.com.