Qué hacer si el niño sufre pérdida de audición - Problemas para oír

Te contamos qué hacer si sospechas que tu hijo tiene algún problema para oír

Gracia Aránguez
Gracia Aránguez Médico Cirujano

La deficiencia auditiva en los niños hace referencia a la pérdida de audición, la cual puede darse en casos muy variados y con unas afectaciones más o menos graves. Mientras que algunas de ellas no son de mucha importancia, como puede ser la acumulación de cerumen, otras requerirán de la intervención de especialistas para determinar el grado del problema para oír del niño y para determinar el tratamiento más adecuado para la sordera.

En este vídeo, la doctora Gracia Aránguez nos da algunos consejos para que los padres sepan dónde dirigirse y qué hacer en caso de sospechar algún problema de audición en su hijo.

Causas detrás de la pérdida de audición en los niños

Posibles motivos de pérdida de audición en niños

A lo largo de su desarrollo, los niños pueden pasar por episodios de pérdida de audición fluctuantes, los cuales se deben, básicamente, a una acumulación por cerumen o bien por infecciones del oído. En estos casos, el tratamiento es simple (consulta al pediatra para que pueda efectuar un diagnóstico y recomendar un tratamiento) y la condición no suele acabar por afectar sus capacidades cognitivas.

Sin embargo, hay otras causas que pueden ocasionar pérdida de audición y nosotros somos los primeros que lo vamos a notar. Desde casa, debemos prestar atención a cómo interactúa el niño con nosotros y, sobre todo, analizar si entiende bien todo lo que se le dice, si es capaz de hablar correctamente de acuerdo con su edad, etc. De no ser así, es crucial ponerse en manos de los especialistas cuanto antes.

El primer médico al que debemos acudir es el pediatra, pues este podrá valorar la información que le hagamos llegar y ver si hay necesidad de una revisión más exhaustiva por parte del otorrino infantil.

Confirmación del diagnóstico de hipoacusia o sordera infantil

La sordera o la hipoacusia infantil

Si nuestro pediatra considera necesaria una revisión de la audición de nuestros hijos, nos derivará al otorrino, quien hará una serie de pruebas al niño para confirmar que realmente exista una condición (hipoacusia, tímpano perforado, etc.) que deba ser tratada.

Durante la revisión, el otorrino nos preguntará sobre el desarrollo del niño para poder crear un historial que le permita determinar qué es lo que ha podido causar esta pérdida de audición al niño, así como también podrá determinar el grado de pérdida y si es solo en un oído o en ambos.

Qué hacer si sospecho que mi hijo tiene problemas para oír

tratamiento para niños con problemas para oír

Si el diagnóstico confirma una deficiencia auditiva o sordera, hay varios tratamientos que el otorrino nos puede indicar. El más simple pasa por el uso de ciertos medicamentos, aunque también hay la posibilidad de que nuestros hijos necesiten tratamientos quirúrgicos, prótesis auditivas o, incluso, implantes cocleares.

La elección de uno u otro tratamiento vendrá determinado por el grado de pérdida de audición que muestren nuestros hijos durante la evaluación del otorrino.

Sin embargo, y a pesar de los tratamientos mencionados, un niño con pérdida auditiva necesitará también estimulación logopédica y un sistema educativo muy adaptado a sus necesidades. En este punto, tanto el papel de la escuela como el de los padres es fundamental.

Los niños con dificultad para oír necesitan apoyo escolar

Pérdida auditiva en los niños

La escuela, por su lado, deberá proporcionar al niño las herramientas necesarias para que este pueda seguir con su educación. Los planes individualizados así como tutorías personalizadas son dos de las principales herramientas que las escuelas ponen a disposición de los niños con discapacidad auditiva y a sus familias. Por otro lado, la atención logopédica se basará en estimular al niño y ofrecerle técnicas que le permitan seguir los estudios.

Seguir el tratamiento que nos indique el otorrino, así como las pautas que nos ofrezcan la escuela y el logopeda son esenciales para el correcto desarrollo del niño. Y, aquí, el papel de la familia es fundamental.

La pérdida de audición no tratada puede interferir en todos los aspectos de la vida de nuestros hijos, impidiendo un correcto desarrollo tanto verbal, como social y emocional. Por este motivo, si hay algo que nos haga sospechar que nuestro hijo no oye bien, lo primero de todo es ponernos en manos de nuestro pediatra. Él nos indicará los pasos que debemos dar y los tratamientos a seguir para asegurar el correcto desarrollo del niño.

Puedes leer más artículos similares a Qué hacer si el niño sufre pérdida de audición - Problemas para oír, en la categoría de Cuidados del oído en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: