Consejos para que los niños anden seguros en bicicleta

Reglas básicas para garantizar la seguridad de los niños en bicicleta

Sin duda, montar en bicicleta es un ejercicio muy adecuado para prevenir problemas cardíacos y de sobrepeso en los niños. Además, es un buen instrumento para sociabilizar a los niños. Cuando el niño ya domine las habilidades necesarias para equilibrarse en una bicicleta y salir juntos con la familia por el vecindario, es necesario que conozca algunos consejos básicos de circulación para garantizar su seguridad.

Los niños y los padres deben saber

Niño montado en bicicleta

Aquí tenéis algunas pautas que los niños que vayan en bicicleta, deben conocer: 

- Estar atento a los vehículos procedentes de todas las direcciones y en los cruces.

- Parar en todas las señales de "stop" y obedecer las indicaciones de los semáforos, como hacen los automóviles.

- Ceder paso a los peatones.

- Circular siempre por el lado derecho de la calzada, en la misma dirección que los automóviles. Jamás en dirección contraria.

- Siempre que sea posible, circular por el carril bici o seguir rutas pensadas específicamente para bicicletas.

- No circular por el arcén.

- Detenerse siempre en las salidas de garajes, callejones, etc.

- Estar siempre pendiente del tráfico e no circular demasiado cerca de los automóviles para evitar choques.

- En los cruces, cruzar a pie arrastrando la bicicleta.

- Na conducir la bicicleta sosteniendo un paraguas con una mano o llevando otro objeto en la otra. Jamás se debe soltar el manillar.

- Circular siempre en fila indica cuando se salga en bicicleta en grupo. Jamás al lado del otro.

- Adelantar otro ciclista siempre por la izquierda.

- No compartir el sillín de la bicicleta con otra persona.

- Evitar montar en bicicleta en lugares y momentos con poca luz.

- No llevar NUNCA auriculares mientras se monta en bicicleta.

- No agarrarse a un vehículo en marcha.

- No cambiar nunca de dirección ni de carril sin mirar antes hacia detrás. Utilizar los brazos para avisar alguna maniobra.

Aparte de todas estos cuidados que deben tener los niños, los padres deben aumentar su seguridad manteniendo siempre una revisión de la bicicleta, es decir, observando si los neumáticos están debidamente inflados, si la cadena está limpia y engrasada, si el manillar, los frenos y el sillín necesitan de ajustes, etc. Importante: que los niños siempre vayan con los cascos puestos.

Fuente consultada:
- DeporteSalud.com