Cómo introducir a tu hijo al senderismo

Ideas y consejos para hacer senderismo con niños

Si lo tuyo son las rutas por la naturaleza, recorrer la montaña e ir a recolectar setas en otoño, no tienes que renunciar a ello porque acabes de ser padre; sólo tendrás que cambiar la manera de hacer las cosas . Seguro que podrás vivir una experiencia totalmente distinta e igual de bonita. Ahora podrás volver a descubrir la montaña a través de los ojos de tu hijo.

En Guiainfantil.com te dejamos unos consejos para que introduzcas a tu hijo en el precioso mundo del senderismo.

10 consejos para introducir a los niños en el senderismo

Senderismo en la infancia

1- Al principio usa mochila: Si es un bebé, utiliza una mochila ergonómica y da pequeños paseos. Más tarde podrás pasar a la mochila portabebés, aunque no tengas grandes ambiciones respecto a la ruta, lo importante es que el niño lo pase bien y encuentre la experiencia como algo positivo. Si ves que empieza a llorar, haz paradas para que juegue.

2- Ten paciencia: Puede que en un principio el niño se canse y no quiera andar más que unos cuantos metros. Ten paciencia, lo importante es que aprenda a disfrutar del camino. Ahora todo es un descubrimiento y le encantará ver bichos, cavar agujeros en la tierra, o mirar las flores. Mira a través de sus ojos, es una de las experiencias más gratificantes que vivirás con ellos.

3.- Prepara la ruta de antemano: Adáptala a su edad y mira que pueda tener algo que le pueda interesar; por ejemplo ir a coger moras, castañas, ir a ver una cascada o bañarse en alguna poza, eso le motivará para seguir andando.

4- Sé positivo: Aunque tienen más resistencia que nosotros, muchas veces el camino les aburre, así que deberás recurrir a tu imaginación para entretenerles. Intenta transmitirles positividad constantemente, no te rindas, ni les regañes o eso convertirá la experiencia en negativa. Recurre a tu repertorio de cuentos, o invéntalos sobre la marcha, canciones, historias… y lleva algunas galletas o golosinas para entretenerles por el camino.

5- Enséñales la naturaleza: Si sabes algo sobre pájaros o plantas, muéstraselo. Los niños tienen una curiosidad natural y querrán saber muchas cosas sobre el camino.

6- Déjales tomar decisiones: Déjales que tomen las riendas en algunas ocasiones y que se impliquen en el camino. Dales el mapa y enséñales como guiarse a través de los hitos. Déjales que elijan el camino de vez en cuando, e incluso que se pierdan, para luego enseñarles como volver a encontrar la ruta correcta.

7.- Da ejemplo: Los niños lo copian todo, así que debes trasmitirle la importancia de respetar la naturaleza. No te salgas de los senderos, no tires basura al campo ni arranques flores. Una cosa importante es que no debéis tirar basura al campo aunque sea orgánica (las típicas mondas de naranja o una manzana), piensa que tras de ti van muchos excursionistas que harán lo mismo, y el campo no puede degradar tanta basura en tan poco tiempo, así que imagino que la próxima vez que te pares a descansar, no te gustaría sentarte encima de los restos del excursionista anterior.

8- No tengas prisa, lleva su ritmo: Lo importante es el propio camino, no llegar al final ¡Como la vida misma!

9- No improvises: Carga tu mochila con agua de sobra, un botiquín, comida para el camino, lleva el teléfono móvil cargado, y estudia bien la ruta. Tú eres el responsable que todo salga bien.

10- Participa en sus juegos y vive la experiencia como un niño: Deja la seriedad para la oficina.  

Patricia Fernández. Redactora de Guiainfantil.com