Cómo se aplica la anestesia epidural en el parto

Así se administra, paso a paso, la anestesia epidural

Sara Cañamero de LeónMatrona

La aplicación de la anestesia epidural en el parto suele llevar unos minutos . Es una técnica que en principio no es complicada, pero sí es algo delicada y debe ser administrada por un anestesista. 

La anestesia epidural tiene sus ventajas e inconvenientes y su aplicación es una decisión muy personal de la embarazada. Es una técnica muy común hoy en día, aunque tiene algunos riesgos que son importantes también de conocer. Saber, en cualquier caso, cómo se administra y qué ocurrirá, paso a paso, ayudará a la mujer embarazada a vivir este momento con más calma.

¿Cómo y cuándo se aplica la anestesia epidural?

Así se aplica la epidural a la embarazada

Antes de la punción:

- La enfermera o la matrona te cogerá una via periférica a través de la cual te pondrá por lo menos 500 ml de suero fisiológico, para prevenir la hipotensión.

- Se toma la tensión arterial.

- Se realiza tacto vaginal, para saber en qué momento del parto nos encontramos.

Durante la punción:

- Se enseñará a la mujer cual es la postura que debe tener durante todo momento (lo más importante es que la mujer no se mueva nada); generalmente sentada tipo sastre, y con la espalda arqueada como si fuera un gato enfadado (o una gamba, dicen algunos). El objetivo de la postura es abrir el espacio intervertebral. Algunos anestesistas prefieren que la mujer se tumbe de lado, colocando la espalda de la misma manera que la que acabamos de explicar.

- Durante todo momento la mujer y el bebé tienen las constantes vitales controladas.

- Esterilización. Se limpia el área en tu espalda utilizando solución esterilizante.

- Se aplica anestesia local para que no te vaya a doler cuando te pongan la epidural. La aguja que se utiliza en este paso puede causarte una sensación leve y pasajera, como cualquier otra inyección en tu piel. Generalmente se siente escozor cuando se infiltra la anestesia local.

- A partir de este punto es muy importante quedarse quieta, lo más probable sea que el anestesista o la matrona que está contigo te vayan explicando lo que va a pasar, para que no te coja nada por sorpresa.

- Punción: el anestesista colocará una aguja gruesa en el espacio epidural, que es una capa de tejido, fluído y grasa dentro de tu columna vertebral, entre la duramadre y la vértebra, que protege la médula espinal. Debido a que el área de la piel está bajo los efectos de la anestesia local, en realidad no te duele cuando te ponen la epidural; nada más sientes la presión del médico para introducir la aguja. 

- Colocación del catéter: con frecuencia se deja un catéter insertado en el área, para dejar una perfusión de anestesia durante todo el parto.

- La matrona lo fija con esparadrapo a la piel. Puedes apoyar la espalda, pero intenta no arrastrarla cuando te gires, para evitar que se despegue el esparadrapo y el catéter se mueva de sitio.

- El efecto de la anestesia epidural empieza a sentirse de 10 a 20 minutos después de su aplicación. Dependiendo de la intensidad y duración de tu labor de parto, puedes requerir dosis adicionales del medicamento.