Cuándo es necesario realizar un parto por cesárea

Causas médicas para realizar un parto instrumentalizado

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

La forma natural de dar a luz es vía vaginal, sin embargo, en ocasiones este tipo de parto es inviable y se recurre a practicar una cesárea. Se trata de una procedimiento quirúrgico para extraer al bebé de útero materno. Es el personal médico quien decide si se ha de practicar una cesárea o se puede producir un parto natural. Hay ciertas causas o motivos que llevan a un ginecólogo a optar por un parto instrumentalizado.

Causas para realizar un parto por cesárea

Parto por cesárea

Este método quirúrgico se debe utilizar cuando la salud del bebé o de la madre corre peligro. Según los médicos, la cesárea es recomendable cuando haya: 

- Problemas con el cordón umbilical. Existen situaciones en las que el cordón umbilical se queda dentro de la vagina o se enrolla por el cuello del bebé. 

- Hemorragia de la placenta. 

- Anormal estructura pélvica en la madre. Una lesión grave o un defecto la puede provocar. 

- Problemas graves de salud en la madre como enfermedad cardiaca, infección de herpes, etc. 

- Preeclampsia severa. Puede causar sufrimiento fetal.

- El proceso de parto es demasiado lento y hace sufrir a la madre y al bebé. 

- Mala posición del bebé. En lugar de presentar posición cefálica, con la cabeza primero, está de pies o de nalgas. 

- Parto múltiple de más de dos bebés. No todos, pero la mayoría. 

- Signos de sufrimiento del bebé, como la desaceleración de su ritmo cardíaco, etc. 

- Enfermedad en el bebé. La espina bífida o las cardiopatías congénitas del bebé pueden exigir la realización de una cesárea.

Es necesario aclarar que cada caso es único y que, aunque tu parto presente alguno de estos problemas, eso no significa que sea por cesárea.