Más calcio y vitamina D para los huesos de los niños

No basta con sólo dar leche a los niños. Para que el calcio sea absorbido por su organismo y favorezca al fortalecimiento de los huesos, es indispensable que ellos también consuman otros alimentos ricos en vitamina D.

Según los expertos, más de la mitad de los niños españoles, por ejemplo, presentan déficit en vitamina D y sólo uno de cada diez toma el calcio necesario para prevenir problemas como fracturas, raquitismo y osteoporosis en los huesos, trastornos dentales y tetania (calambres musculares, convulsiones y bajo nivel de calcio en la sangre) en la edad adulta.

La salud de los huesos empieza en la infancia

Los huesos de los niños

El pan, la leche, el calcio y la vitamina D son indispensables para aportar al organismo nutrientes esenciales y mantener así un buen estado de salud. El calcio es el constituyente fundamental de los dientes y de los huesos de los niños, y el mineral más abundante del organismo humano. Los expertos aconsejan más ejercicios físicos, mejor alimentación y más exposición de los niños al sol, para que tengan huesos sanos.

Vitamina D para fijar el calcio en los huesos de los niños

La vitamina D interviene en la absorción del calcio, y se encuentra en alimentos como la yema del huevo, aceites de hígado de pescado, quesos, mantequilla, margarina, y en pescados grasos como el salmón, atún y sardinas, ricos en ácidos grasos omega 3. En cuanto al los vegetales, como es el caso de las acelgas y espinacas, la cantidad de vitamina D es mínima.

Estudios recientes aseguran que la vitamina D puede prevenir algunas patologías como la hipertensión, la osteoporosis, determinadas formas de cáncer y varias enfermedades autoinmunes.

Sin embargo, existen algunos cereales que poseen vitamina D agregada para compensar esta carencia. Se requiere que los niños consuman entre 4 y 5 medidas lácteas diarias, en lo posible suplementadas con la vitamina D, practiquen algún deporte, y se expongan a los rayos del sol, encargados de generar esta vitamina en el organismo, siempre que sea posible. De todo eso dependerá su salud cuando sean adultos.

Vilma Medina. Directora de GuiaInfantil.com