Estoy embarazada y tengo dolores de cabeza: ¿qué hago?

Algunas mujeres, durante la gestación, suelen sentir muchos dolores de cabeza. Remediar este problema no siempre es fácil cuando se está embarazada, ya que no es recomendable que se ingieran medicamentos porque podrían afectar a la salud del bebé.

Lo ideal, antes de tomar alguna medicina, es consultar con el médico, aunque existen algunos remedios caseros que podrían curar el dolor, sin que represente un problema para el bebé.

Dolores de cabeza y cefaleas en el embarazo

Las cefaleas de tipo tensión y la migraña durante el embarazo suelen ocurrir por diferentes motivos: por la ingestión de ciertos alimentos, por insomnio, por el exceso de frío o de calor, por algunos olores, por los altos ruidos o fuertes luces, por alguna bajada de temperatura, por anemia u otro problema de salud, por el consumo de tabaco, de alcohol, etc.

En este último caso, lo aconsejable es que dejes de fumar y de beber alcohol. Eso lo primero. Luego, puedes intentar:

Dolor de cabeza durante el embarazo

1- Tomarte una ducha fresca o un baño tibio.

2- Lavarte la cara con agua fría.

3- Aplicarte una compresa fría en la frente y en la base de la cabeza.

4- Comerte algo dulce como frutas, yogures, galletas, chocolatinas, etc.

5- Dormirte lo máximo que puedas. Echar una siesta siempre que puedas.

6- Evitar lugares con ruidos muy altos. Lo mejor son los ambientes tranquilos.

7- Caminar por lo menos una horita al día. El ejercicio físico mejora la circulación corporal y eso favorece al bienestar. La hidrogimnasia es muy recomendable.

8- Hazte una alimentación saludable y equilibrada. Evita pasarse con las comidas grasientas y gordas.

9- Pedir a que te hagan un masaje, o practicar algunos ejercicios de yoga, Pilates, o shiatsu.

Lo más importante cuando el dolor de cabeza persiste es que consultes el médico para que puedas identificar la causa y remediar el problema. Puede que te falte alguna vitamina, o que tengas un problema de digestión, en la cervical, o que tu alimentación no esté siendo la adecuada. Todo eso puede generar dolores de cabeza.

Vilma Medina. Directora de GuiaInfantil.com