El primer resfriado de tu bebé

Vilma MedinaDirectora de GuiaInfantil.com

Todo lo que afecta a nuestro bebé, principalmente cuando aún no ha cumplido ni siquiera los seis meses de vida, nos afecta de manera abrumadora. Desafortunadamente, los virus existen y aunque tengamos todo el cuidado del mundo con nuestro pequeño, muchas veces no podemos evitar que cojan enfermedades como los resfriados. Al fin y al cabo, no podremos mantenerlo alejado de todo y de todos. Pero, ¿qué señales pueden indicar que nuestro bebé está resfriado?

Síntomas de resfriado en los bebés

Bebé resfriado

¿Cómo saber si lo que tiene el bebé es un resfriado? Los resfriados son sumamente contagiosos, están causados por virus y se transmiten por el contacto directo con personas o superficies contaminadas. Es decir, si tocas las manos de una persona que esté resfriada y luego tocas tu propia boca o nariz, puede que cojas un resfriado y/o lo transmitas a tu bebé, de la misma manera.

Los resfriados forman parte de nuestras vidas. Empiezan con una congestión y mucosidad nasal, puede estar acompañado de estornudos y tos, pudiendo llegar al dolor de garganta. A veces, puede presentarse una fiebre leve. Si estos síntomas ya son incómodos y molestos para nosotros, imagínate lo que eso puede representar para los bebés pequeños que todavía no saben hablar para explicar lo que sienten, no consiguen eliminar la mucosidad por la nariz y no saben ni lo que tienen...

¿Cuándo debemos llevar a un bebé con resfriado al médico y cómo tratarlo? Los médicos dicen que si el bebé no llega al año de edad y presenta fiebre así como síntomas de resfriado, debe ser examinado por un médico, lo antes posible. Cuando los bebés están resfriados:

1. Suelen perder el apetito. Rechazan las tomas de leche.

2. Se quedan más irritables y debilitados.

3. Estornudan y tosen.

4. Tienen dificultad para dormir.

5. Presentan congestión nasal y dificultad para respirar.

6. Presentan fiebre, temperatura de más de 38 grados centígrados.

Si el bebé ya es algo más grande, es decir, con más de 1 año, se puede esperar, aunque conviene llevarlo al médico si presenta fiebre, tos insistente y congestión nasal por más de 3 días, si se queja del oído o de un dolor de garganta, o tenga dificultades para respirar. No vaya ser que esté incubando una enfermedad más grave como una bronquitis, por ejemplo.

Recuerda que sólo el médico puede medicar a tu bebé. En casa, lo único que puedes hacer para disminuir las molestias del resfriado es utilizar una pera de goma para succionarle y destaparle la nariz, hacerle dormir incorporados o en una posición más vertical para aliviar la congestión nasal, tener paciencia y darle mucho cariño y atención. Ya verás que su resfriado se pasará en un pispás.