El consumo de cerveza sin alcohol durante la lactancia materna

Vilma MedinaDirectora de GuiaInfantil.com

Todos sabemos que el consumo de alcohol durante la lactancia está contraindicado, debido a que la cantidad de alcohol que pasa a la leche es la misma que la madre pasa a la sangre y a su bebé.

Lo que no sabíamos hasta ahora es que parece ser que la cerveza sin alcohol trae beneficios a la lactancia materna. Según un estudio, puede aumentar en un 30 por ciento la capacidad antioxidante de la leche materna.

Antioxidantes que benefician a la leche materna

Bebé mamando

El estudio, desarrollado por la Universidad de Valencia y el Hospital Doctor Peset, un producto tan rico en antioxidantes como la cerveza sin alcohol puede modificar la capacidad antioxidante de la leche materna. En la investigación fueron analizadas 80 mujeres sanas con bebés nacidos con el peso adecuado. A la mitad de las mujeres participantes, se administró 660 ml. diarios de cerveza sin alcohol en su dieta. El resultado reveló un aumento de 30 por ciento de la capacidad antioxidantes de la leche materna. ¿Qué quiere decir eso? Pues que los antioxidantes reducen el riesgo de que los niños sufran enfermedades cardiovasculares.

¿Qué son los antioxidantes? Son sustancias que pueden eliminar los efectos perjudiciales de los radicales libres en las células y que por lo tanto ayudan a evitar y prevenir enfermedades cardiovasculares, algunos tipos de cáncer y unas cuantas enfermedades neurológicas. Pero los antioxidantes no se encuentran solo en la cerveza sin alcohol. La madre también puede beneficiarse de esta sustancia a través del consumo de algunas frutas como el mango, la pina y el kiwi, o de verduras como el brócoli, las zanahorias y la coliflor. El aceite de oliva, así como los frutos secos, también son ricos en antioxidantes.

Ojo y cuidado con las cervezas sin alcohol

Si después de conocer este estudio, estás pensando en tomar cerveza sin alcohol durante la lactancia, hay que tener claro que una cerveza sin alcohol (‘sin’) no es la misma que la cerveza light y tampoco es la misma que una cerveza 0,0, según la revista Consumer.

- La cerveza sin alcohol, por ejemplo, debería llamarse “sin tanto alcohol”, ya que, dependiendo de la marca, puede contener concentraciones de alcohol que pueden varia de un 0,7 a 0,9 por ciento. El ‘sin’ no siempre es sinónimo de ausencia de alcohol.

- La cerveza 0,0, al contrario, asegura la ausencia total de alcohol en su composición.

- La cerveza light aporta menos calorías al organismo que una cerveza convencional, pero no está sienta de alcohol. Dependiendo de la marca, puede presentar de 2,4 a 3,5 de alcohol en su composición.

Así que, si estás dando el pecho a tu bebé, ojo a la composición de la cerveza que vas a consumir.