Por qué los niños respondones tendrán más éxito

Estefanía EstebanRedactora de GuiaInfantil.com

¿Tu hijo es de los que te responden por todo? ¿Le cuesta obedecer las normas? ¿Intenta rebatir todo lo que dices? ¿Te pide constantemente razonar las órdenes que le das? ¡Enhorabuena! Tienes un hijo modélico. ¿No te lo crees?

Tal vez tu hijo sea un 'rebelde sin causa' que te hace la vida imposible, pero según los expertos, esto, lejos de ser un problema, es una virtud: tu hijo se está labrando un futuro prometedor y exitoso. 

Los niños contestones serán adultos con éxito

Niño y madre gritan

Muchos psicólogos y pedagogos se pasan el día diciéndonos cómo controlar el carácter fuerte de algunos niños, cómo domar a los más rebeldes, o cómo conseguir que sean obedientes y sumisos... Lejos de esta vertiente, se encuentran los últimos estudios, que vienen a decir a todos estos pedagogos que no pierdan el tiempo intentando dar con la fórmula mágica para domar a los niños más contestones

De hecho, según estos otros psicólogos, los niños contestones tienen mucho más éxito de adultos que los niños obedientes y sumisos. ¿Por qué?

7 razones de por qué los niños respondones tendrán más éxito

1. Aprenden a establecer sus límites personales. Uno de los grandes problemas de muchos adultos es la incapacidad para decir No. Establecer límites y prioridades personales es una necesidad, pero muchas personas son incapaces de hacerlo. Los niños que desde pequeños se ejercitaron y marcaron con claridad lo que querían y lo que no querían, no tendrán problemas para hacerlo cuando crezcan. 

2. Se sienten más libres y son más sinceros. Los niños más obedientes son también los más sumisos y los más conformistas. Los niños menos conformistas tienen un amplio sentimiento de libertad. Necesitan expresar sus ideas, y también lo que sienten. Son más sinceros, y serán adultos con una gran capacidad para 'vender ideas'. 

3. Incentiva el pensamiento crítico. Sin duda, ir 'contra las normas' desarrolla el pensamiento crítico. El rebelarse contra algo supone también buscar una alternativa. ¿Por qué no quiero hacer esto? ¿Por qué no me gustan estas normas? ¡Prefiero estas otras! Los niños también tienen sus opiniones, y están en su derecho de expresarlas.

4. Aprenden a negociar. Muchos niños 'respondones', lo que están intentando es aprender a negociar, sólo que aún no saben hacerlo. Seguramente, con el tiempo se darán cuenta de que es mejor no enfrentarse mediante gritos a sus padres, sino buscar una alternativa para conseguir sus deseos. Son niños muy inteligentes que buscan el mejor camino para conseguir su objetivo.

5. Serán más valientes. Alguien que no se amedrenta ante la autoridad y que es capaz de hacerle frente si cree que está en lo correcto, es alguien valiente al que no le da miedo tomar decisiones arriesgadas si cree en ellas. 

6. Serán adultos que saben lo que quieren. Para tener éxito debes creer en ti mismo. Y en tu proyecto. Y por supuesto, debes de tener claro qué quieres y qué camino debes seguir. El esfuerzo y la perseverancia, harán el resto. Los niños que tienden a responder más a sus padres suelen ser niños 'cabezotas', con las ideas muy claras, que saben lo que quieren y cuándo lo quieren.

7. Serán menos dependientes. Los niños más 'rebeldes' son más independientes. Lo quieren hacer todo por sí mismos, sin ayuda. Son más autónomos. Esto es un gran valor para su futuro, aunque en exceso, puede provocar problemas de prepotencia o incapacidad para pedir ayuda cuando la necesiten. 

En realidad, que un niño sea respondón no es un problema. El problema está en cómo responde. Evidentemente, siempre habrá límites que no debemos dejar que traspasen. El más importante, el del respeto a los padres. Deja que tu hijo exprese su desconformidad ante las cosas, pero siempre desde el respeto.