Mindset para niños - Cómo desarrollar la mentalidad de crecimiento

Consejos para fomentar las habilidades y el éxito de nuestros hijos

María José Padilla
María José Padilla Coach educativa

La doctora Carol Dweck, psicóloga de renombre mundial de la Universidad de Stanford, después de décadas de investigación llegó a la conclusión de que dentro de cada uno de nosotros hay dos tipos de mentalidad: la mentalidad fija y la mentalidad de crecimiento. De esta forma, podemos entender el mindset desde la perspectiva de los niños y reflexionar sobre el tipo de conducta que estamos fomentando en nuestros hijos, además de conocer cuál tiene más beneficios para su desarrollo y crecimiento.

Mindset para niños: mentalidad de crecimiento vs. fija

Cómo es el mindset para niños

En una mentalidad fija, las personas creen que las cualidades como inteligencia o talento son cualidades fijas, por lo tanto no hacen nada para que sigan creciendo, ya que, piensan que no necesitan poner más esfuerzo. Mientras que las personas con mentalidad de crecimiento creen que tanto su inteligencia como su talento pueden ir más lejos si lo trabajan duro o le ponen más dedicación.

El debate está servido: ¿qué tipo de mentalidad estás ayudando a desarrollar a tus hijos?

Algunos de los ingredientes que se deben incluir en la mentalidad de crecimiento son: Amor por el aprendizaje, capacidad de resiliencia, motivación por el desarrollo, valoración por los logros, curiosidad... ¿Son ingredientes incluidos en la educación de tus hijos?

Porque como padres, y siempre con la mejor intención ponemos en practica juicios, críticas, técnicas, herramientas o motivaciones que más que animarlos a superarse les provoca el efecto contrario.

El desarrollo de la mentalidad de crecimiento de tus hijos

Desarrollar la mentalidad y habilidades en niños

Elogiar por el esfuerzo, la estrategia o el proceso llevado a cabo y no por el talento, la habilidad o la inteligencia, es la mejor forma de ayudar a nuestros hijos a desarrollar la mentalidad de crecimiento. Veamos algunos ejemplos.

- '¡Qué listo es mi niño!'
Es un mensaje que el niño mantendrá como fijo, y cuando se presente un problema en su vida, no sabrá cómo afrontarlo.

Sin embargo, si le decimos a nuestro hijo: '¡Qué bien has afrontado este problema, menudos resultados han dado tus esfuerzos!'. Con este mensaje, estamos invitando al niño a hacer frente a cualquier problema que la vida le presente.

La clave está en hacerles valorar el esfuerzo para que decidan seguir trabajando en él con determinación y, así, aumentar su mentalidad de crecimiento. Elogiar por el esfuerzo y el proceso ayuda a que nuestros hijos se sientan más motivados para continuar aprendiendo y a que se sientan más resilientes.

Tal y como se señala en el informe MindsetWorks, desde la perspectiva de la mentalidad de crecimiento, las habilidades pondrían desarrollarse desde la dedicación el trabajo duro, teniendo en cuenta que el talento propio es solo un punto de partida. De esta forma, se consigue alcanzar el éxito, de una forma más sencilla que aquellas personas con mentalidad fija.

Otra idea importante a tener en cuenta es transmitirles a nuestros hijos que el conocimiento es cambiante y que cada paso que dan para aumentarlo es un paso que les acercará más a convertirse en mejores personas.

El éxito y el fracaso para los niños

Como ya hemos comentado, Mindset también afecta a cómo afrontamos el éxito y el fracaso, conceptos que crean tanta ansiedad y que en nuestros hijos pequeños y en los adolescentes cuesta hacerles entender. Por lo tanto, resulta interesante apoyarse en la mentalidad de crecimiento para ayudar a comprenderlos.

Recuerda que también se puede tener una mentalidad de crecimiento en ciertos aspectos de la vida, como por ejemplo, estudios o trabajo, pero podemos tener mentalidad fija para otros aspectos como el deporte o los idiomas, e incluso, podemos tener mentalidades mixtas. Observa cómo actúas con tus hijos y en qué áreas estás ayudando a que crezcan y en cuáles no.

Mentalidad de crecimiento en los niños

Descubre qué mentalidad fomentas en los niños

Por último, te quiero recordar las claves para cada mentalidad:

- Si piensas que las habilidades deberían ser naturales o que si tu hijo tiene que trabajar duro es porque no es realmente inteligente... Si además crees que hay que ocultar los errores, siento comunicarte que estás ante una mentalidad FIJA.

- Si tu hijo es consciente de que hay que trabajar duro para conseguir lo que se desea y que el esfuerzo es la clave del éxito y si además sois de los que creéis que los errores son para sacarle provecho... ¡FELICIDADES! Tu hijo ya está en la mentalidad de CRECIMIENTO.

Para finalizar, recuerda usar en tu lenguaje conceptos como estrategias, procesos, metas, motivación, respuestas o esfuerzo para apoyar la mentalidad de crecimiento de tus hijos y por supuesto, la vuestra propia.

Puedes leer más artículos similares a Mindset para niños - Cómo desarrollar la mentalidad de crecimiento, en la categoría de Motivación en Guiainfantil.com.