Descubre las fortalezas de tu hijo con una evaluación neuropsicológica

A través de esta prueba también se pueden diagnosticar una dificultad en el aprendizaje

Melina Núñez Martín
Melina Núñez Martín Psicóloga general sanitaria

Estamos al inicio del curso escolar y algunos padres nos preguntan sobre las evaluaciones neuropsicológicas. A día de hoy, aún son poco conocidas o existen dudas sobre cuándo es aconsejable o por qué realizarlas. En la mayoría de las ocasiones, los padres solicitan información sobre este tipo de evaluación por haber sido recomendada por algún profesor o porque vienen derivados de otro profesional sanitario por sospechas de algún trastorno, a veces por una dificultad en el aprendizaje, pero también para descubrir las fortalezas y debilidades de los niños.

Qué es una evaluación neuropsicológica para los niños

Descubre qué es la evaluación neuropsicológica para niños

La primera duda que les suele surgir a los padres es: ¿Pero realmente qué es una evaluación neuropsicológica?

La evaluación neuropsicológica consiste en un conjunto de ejercicios que nos permiten conocer el rendimiento a nivel cerebral de cada función cognitiva. Es decir, nos permite saber si la capacidad de lenguaje de nuestro hijo, por ejemplo, tiene un nivel adecuado para su edad, mejor que el resto de niños de su edad o por el contrario, un nivel más bajo para el que se requiere para su edad.

Al igual que ponemos el ejemplo del lenguaje, ocurre con el resto de funciones cognitivas. Dicha evaluación también nos permite conocer el rendimiento de nuestro hijo en atención, memoria, percepción y funciones ejecutivas.

Y por tanto, no solo nos permite conoce su Cociente Intelectual (CI), sino también su rendimiento en cada función cognitiva, pues esta es otra duda de los papás considerando que solo consiste en una prueba de inteligencia.

Además, hay que destacar que a través de la evaluación neuropsicológica no solo obtenemos información del rendimiento de cada proceso cognitivo, también detectamos:

- Qué función o funciones cognitivas están por encima de la media poblacional (información de sus puntos fuertes)

- Y qué función o funciones cognitivas pueden estar por debajo de la media poblacional y por tanto, ser un punto débil para nuestro hijo o hija.

¿Mi hijo necesita hacerse un test neuropsicológico?

Las dificultades de aprendizaje de los niños detectadas

Hasta aquí bien; pero tras la explicación de qué son las evaluaciones neuropsicológicas suele surgir la siguiente duda: ¿Y cuándo es aconsejable hacérsela a mi hijo o hija? Muy sencillo, dependiendo del objetivo con el que se realice dicha evaluación. Los objetivos pueden ser los siguientes:

1. Establecer un diagnóstico clínico
Este suele ser el objetivo más solicitado. Desde el colegio, la familia u otros profesionales sanitarios tienen sospechas de que el niño o niña tiene dificultades que influyen en su día a día o rendimiento académico y se requiere de una evaluación para diseñar una intervención multidisciplinar (psicólogo, logopeda, terapeuta ocupacional…) ajustada a sus necesidades.

2. Conocer las capacidades de nuestro hijo
En otras ocasiones lo que se busca no es un diagnóstico, sino conocer en qué capacidades el niño muestra más dificultades y cuáles son una fortaleza en su rendimiento cognitivo, es decir, obtener sus puntos fuertes y débiles. De modo que, los padres solicitan realizar una evaluación neuropsicológica para conocer el perfil de su hijo, hallar qué capacidades muestran más dificultades y qué capacidades tienen un rendimiento alto o medio.

Descubrir las fortalezas y debilidades de los niños

Las fortalezas y debilidades de los niños

A partir de los resultados de la evaluación neuropsicológica del niño, el profesional puede obtener pautas para estimular las dificultades del pequeño a través de las capacidades con mejor rendimiento (puntos fuertes) y así compensar estas dificultades.

Por tanto, no necesariamente tiene que haber sospechas de trastornos ni de dificultades graves para poder solicitar y realizar una evaluación neuropsicológica a nuestro hijo o hija. Sino que, el objetivo es conocer su rendimiento y obtener un feedback al igual que hacemos revisiones médicas o de otra índole.

En general, el objetivo final de las evaluaciones es poder trabajar y fomentar las capacidades detectadas como puntos débiles. La estimulación de estas, permitirá mejorar el rendimiento de nuestro hijo en tareas que requieran de ellas.

Pongamos un ejemplo: Si se detecta que mi hijo presenta un punto débil en Memoria de Trabajo, hay una gran probabilidad de que presente dificultades en matemáticas donde se realizan tareas como el cálculo mental. Por ello, sería muy importante estimular esa función cognitiva.

¿Te resultan curiosos los beneficios que aporta una Evaluación Neuropsicológica? Pues estos solo son algunos... Y lo más importante es que estas evaluaciones son realizadas con test y cuestionarios fiables y avalados científicamente. Quizás ahora, después de saber qué nos aporta una evaluación de este tipo, estés pensando cómo será tu perfil neuropsicológico o el de tu hijo o hija, ¿verdad? Conoce mejor sus capacidades y habilidades y ayúdale a sacar su mejor versión.

Puedes leer más artículos similares a Descubre las fortalezas de tu hijo con una evaluación neuropsicológica, en la categoría de Aprendizaje en Guiainfantil.com.