Deja de fijarte en lo que tu hijo hace mal y potencia sus cualidades

¿Cómo fomentar las fortalezas de los niños y reforzar sus debilidades?

Núria Capdevila García
Núria Capdevila García Redactora y maestra de inglés
Revisado por María Molero, Maestra y experta en Mindfulness, el

'No has hecho bien la cama', 'Te has abrochado mal la chaqueta', 'Cuánto has gritado'... ¿Te has fijado en que, a veces, centras tu lenguaje hacia los niños en lo negativo? En este vídeo te vamos a invitar a dejar de fijarte en lo que tu hijo hace mal y aprender a potenciar sus cualidades y fortalezas. Educar a nuestros niños no es tarea fácil y, por ello, los padres nos esforzamos día a día para darles lo mejor... ¿Quieres saber cómo potenciar sus virtudes?

Por qué debes dejar de fijarte solo en lo que tu hijo hace mal

Deja de fijarte en lo que tu hijo hace mal

Hasta no hace mucho tiempo, los esfuerzos que dedicábamos los padres y los maestros se centraban en encontrar las debilidades de nuestros hijos, o lo que les costaba más, con el fin de trabajar en ello y darles a los niños las ayudas que cada uno demandaba. De este modo, se creía que los niños podrían modificar estas áreas en las que no son tan buenos y encajarían en el perfil de lo que se espera de ellos en la edad adulta.

Sin embargo, lejos de ayudar, este comportamiento refuerza la falta de confianza en ellos mismos al hacer énfasis en aquello que 'hacen mal'. Ahora, se ha probado que este sistema no funciona en absoluto y se está luchando, desde varios frentes, para introducir un nuevo modelo educativo; un modelo en el que se enaltezcan las virtudes y las fortalezas de los niños para que, de este modo, puedan llegar a desarrollar todo su potencial.

Potenciar las cualidades de los niños y fortalecer su autoestima

Cómo potenciar las cualidades de los niños

La psicología positiva es la ciencia que estudia las fortalezas personales y las define como un conjunto de habilidades en las que todos sobresalimos, como pueden ser la creatividad, la valentía o el amor. Por otro lado, también se definen las debilidades como aquellas actitudes que nos impiden realizar ciertas labores de nuestro día a día. Algunas de ellas son la baja autoestima, la impaciencia o la procrastinación.

Reconocerlas y encontrar el equilibrio entre ellas es lo que nos hace ser más felices y conseguir los logros que nos propongamos.

Para poder potenciar las fortalezas de nuestros hijos es esencial conocerlos bien: ver qué es en lo que sobresalen y aquello que más les cuesta. Esta es una tarea bastante simple si sabemos cómo hacerlo y podemos pasar tiempo de calidad con ellos.

Identificar las fortalezas y debilidades de nuestros hijos

Fortalezas y debilidades para los niños

La observación directa es lo que nos permitirá conocer mejor a nuestros niños y hacernos una idea sobre cuáles pueden ser estas fortalezas y virtudes que queremos potenciar. Para ello, es fundamental ver cómo se comportan cuando se relacionan con los demás o cuando juegan. Del mismo modo, es imprescindible descubrir cuáles son sus preferencias y qué rasgos poseen que los diferencian de los demás.

Ofrecerles a los niños una amplia variedad de actividades a realizar también nos ayudará a identificar qué es lo que se les da mejor y qué es aquello que más les cuesta. Debemos entender que nuestros hijos no pueden ser buenos en todo, como tampoco lo somos nosotros. Y, en vez de centrarnos en lo que no les sale bien, debemos poner énfasis en todo aquello que sí se les da bien.

Llevar un diario es algo que también nos puede ayudar mucho a la hora de conocer la personalidad de nuestros hijos. Debemos entender que la personalidad se desarrolla en los primeros años de vida, momento en el que se forman estas virtudes y debilidades. Si llevamos un registro escrito en el que podamos anotar qué observamos en ellos, tendremos una herramienta de lo más completa para identificar mejor el carácter de los niños.

Fomentar las emociones positivas y reforzar las debilidades

Los niños y lo que hacen mal y bien

Para fomentar las virtudes de nuestros hijos, debemos centrarnos en entenderles tal y como son. Debemos reforzar aquellas áreas en las que sobresalen, de manera que ellos mismos se den cuenta de lo bien que hacen algunas cosas y mejore su autoestima.

Por el contrario, cuando hablamos de los déficits o debilidades, los padres debemos actuar reforzándolos: es decir, dándoles a los niños las herramientas necesarias para que puedan superar estas debilidades y no sientan que todo se les da mal. Lo mejor es dejar que el niño se enfrente a aquello que tanto le cuesta de la mano de los padres. Nosotros somos los responsables de darle las indicaciones que necesita y mostrarle, al final, que ha sido capaz de superar aquello a lo que tenía tanto miedo. Y, ahora será cuando debemos reforzar la idea de que, si se proponen algo, siempre podrán conseguirlo.

Como veis, potenciar las habilidades de los niños es algo simple y que debemos hacer sin falta. No solo nos aportará más tiempo de calidad con ellos, sino que les ayudaremos a desarrollar su gran potencial.

Puedes leer más artículos similares a Deja de fijarte en lo que tu hijo hace mal y potencia sus cualidades, en la categoría de Autoestima en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: