9 formas de acabar con la autoestima de los niños sin darte cuenta

Cuando los padres nos equivocamos en la educación de nuestros hijos. ¿Cómo les afecta?

Maya López
Maya López Licenciada en Filosofía y Letras

Todos los padres y madres coincidimos plenamente en una cosa: queremos que nuestros hijos sean felices. Y, quien dice un niño feliz y contento, dice una persona que tiene una excelente imagen de sí mismo. ¿Qué sucede cuando los padres cometemos ciertos errores en la educación de nuestros hijos? Pues que la confianza que tienen los niños en sí mismos se marchita. Estas son algunas de las cosas que solemos hacer sin darnos cuenta y que dañan en profundidad la autoestima de nuestros hijos.

Actitudes de los padres que lastiman la autoestima de los niños

autoestima infantil

¿Cuántas veces has regañado o gritado a tus hijos sin razón aparente? Somos humanos y en ocasiones nos equivocamos en la educación de nuestros hijos. El problema viene cuando esas actitudes que hacemos 'sin darnos cuenta' se vuelven altamente dañinas para la autoestima de los peques. Hoy quiero que reflexionemos juntos sobre ellas y nos pongamos un objetivo: dejar de hacerlas.

1. Cuando dices a tus hijos alguna de estas frases estás destruyendo su autoestima
Una frase puntual pero con mucho veneno dentro puede hacer más mella de la que nos imaginamos. ‘Pareces tonto’ o ‘deja de hacer el bobo’ automáticamente se traducen en los oídos de nuestros hijos como ‘soy tonto’ o ‘soy bobo’. ¿Qué más frases son las que dañan la autoestima de nuestros hijos?

- Si no paras esa rabieta, me iré ahora mismo.
- Siempre estás diciendo mentiras
- Eres un mentiroso
- Es que eres un pesado
- Te lo dije que iba a pasar
- Ya estás otra vez tumbado en el sofá si hacer nada
- Tú verás...
- Ya verás cuando venga tu padre…

2. Cuando les regañas porque no han sacado la nota que tú esperas en el último examen
Vale más tener en cuenta su esfuerzo y dedicación que la nota en sí. Piensa que la nota solo es un pequeño reflejo de cómo van las cosas en clase, una especie de señal que nos dice si tenemos que ayudarle a organizarse con sus tareas, si es cuestión de que tiene poca confianza en sí mismo y tenemos que animarle a hacerlo bien, si necesita mejorar su concentración...

3. También minas la autoestima de tus niños cuando les comparas
Con sus hermanos o primos o con el hijo del vecino... Que si tal niño saca mejores notas que tú, que si tu hermano siempre se porta bien y tú todo lo contrario… Cada niño es único, irrepetible, con sus cosas maravillosas y con otras que no lo son tanto. ¡A nadie le gusta que le comparen! ¿verdad?

4. Al revisar su agenda porque no te fías de que anote bien los deberes
También haces daño a su autoestima cuando preguntas en el chat del cole si en verdad son esos los deberes, pues tienes claro que en algo se ha equivocado y que tu hijo no suele anotar bien las cosas que mandan en el cole para hacer en casa. Permite que aprenda a ser responsable poco a poco, dale un voto de confianza y hazle saber que tú siempre estarás ahí para todo salvo para ser su agenda.

Las acciones cotidianas de los padres que más destruyen la autoestima de los niños

la autoestima infantil

La autoestima de los niños, esa imagen que tienen de sí mismos y que es comparada con el ideal de persona que tienen en mente, es frágil y débil pues está en pleno desarrollo. Por eso ahora, y también cuando llegue la adolescencia, padres y madres debemos tratar de que sea lo más sana y fuerte posible, ya que es una de las claves para que ese niño o niña sea feliz.

5. Dañas la autoestima de tu hijo cuando le dices que no es capaz
Qué cara de orgullo y satisfacción ponen cuando lo consiguen ¿verdad? Lo que pasa es que muchas veces las prisas llevan la voz cantante y terminamos por decir cosas como ‘quita, deja, ya lo hago yo’, en lugar de darles un poco más de tiempo, de animarles a que lo intenten... ¿No crees que esta actitud empobrece la imagen que tienen de sí mismos?

6. Les etiquetes continuamente
Las etiquetas que ponemos a los niños, las negativas (‘qué vago eres’) y también las positivas (‘siempre eres el más estudioso de todos’) son como una especie de mochila que se llena de piedras y de la que luego cuesta mucho deshacerse. ¿Y si en su lugar llenamos esa mochila de ilusión y muchas ganas de aprender?

7. Cuando les lanzas amenazas
‘Si no te acabas la cena, no verás la televisión’, ‘si no terminas los deberes escolares, no irás al parque a jugar con los amigos’. Queremos que hagan las cosas a la de ya y ahí que estamos nosotros detrás de ellos con las amenazas, los gritos y los castigos en la punta de la lengua. Dañamos su autoestima, pero es que además les lanzamos el mensaje erróneo de que las cosas se hacen porque las dicen los adultos y no hay más que hablar. ¿Sabías que un niño que escucha amenazas a diario carecerá de su propio criterio?

8. Si reprimes sus sentimientos 
Niños y niñas, sensibles por naturaleza, suelen tener un momento del día en el que les gusta ponerse a hablar de lo que han hecho en clase, y es a partir de ese comentario sencillo que pueden terminar por contarnos si se encuentran bien, si están felices, si han peleado con algún amigo... ¿Cómo crees que se sentirán si no les dejamos expresarse libremente?

9. Cuando te centras y solo destacas sus errores
Se me ocurre que en lugar de decirles siempre lo que hacen mal, lo que deberían hacer o todas las cosas que necesitan mejorar podemos poner en una lista las muchas cosas buenas y maravillosas que tienen y pegarla en la puerta de la nevera para que las vean cada vez que van a servirse el vaso de leche del desayuno. ¡Eso sí que vale para reforzar su autoestima!

Puedes leer más artículos similares a 9 formas de acabar con la autoestima de los niños sin darte cuenta, en la categoría de Autoestima en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: