Niños PAS - 4 pistas para acompañar a tu hijo con alta sensibilidad

Cuáles son las características y necesidades de los Niños Altamente Sensibles (NAS)

Adriana Méndez
Adriana Méndez Redactora y psicóloga

Todos los niños son únicos, cada uno tiene su personalidad propia, rasgos, manías, gustos, talentos y objetivos que forman parte de su identidad haciéndolos ser quienes son. Dentro de esta maravillosa y gran diversidad, hay un rasgo de la personalidad conocido como PAS (Personas de Alta Sensibilidad). Este grupo de niños PAS, experimentan las cosas con más intensidad y esta sobreestimulación puede llevarles a sentir estrés. Por ello, sus padres se preguntan qué pueden hacer para acompañar a su hijo con alta sensibilidad.

A continuación te explicamos cuáles son las características de los niños altamente sensibles, así como sus necesidades.

¿Qué son los niños PAS o las personas con alta sensibilidad?

Qué son los niños PAS

El PAS se trata de un rasgo de personalidad hereditario, por lo que una familia puede tener a uno o varios miembros con esta característica. De hecho, se estima que alrededor del 15 al 20 por ciento de las personas tienen este rasgo. Se manifiesta desde la infancia, donde los niños tienen una capacidad mayor para sentir las cosas, por lo que pueden ser muy empáticos y grandes analizadores, pero también pueden sufrir de un estrés muy elevado.

La alta sensibilidad se empezó a poner en el punto de mira en el año 1996 por la doctora Elaine Aron y en la actualidad, esto es definido por la RAE (Real Academia Española) como 'una manera peculiar de sentir o pensar'. Este se origina debido a un desarrollo mayor del sistema neurosensorial, lo que indica que los niños reciben una información extremadamente detallada y abundante.

Cuáles son las características de los niños altamente sensibles

Características de los niños de alta sensibilidad

Aunque el término se conoce mayormente como PAS (Personas Altamente Sensibles) también se le acuñó el nombre de NAS (Niños altamente sensibles) debido a que este sucede en la infancia inmediata. Existen algunas características que son claves para reconocerlos y las conocerás a continuación:

- Son emocionalmente intensos
Como reciben mucha información de su entorno, los niños PASO son capaces de empatizar y reflexionar más fácilmente que los demás, así como demostrar emociones en cualquier momento. Sin embargo, pueden ser un poco descontrolados, en el sentido que les cueste manejar sus emociones y tienden a desbordarse.

- Tienden a la sobresaturación emocional
Citando a Aron (2006), en el estudio 'Influencia de una exposición de arte sobre la ansiedad percibida en personas altamente sensibles' (de Beatriz Dorado para la Universidad de Comillas) se detalla que los niños PAS tienen tendencia a la sobreexcitación. Esto se debe a que tienen umbrales sensoriales más bajos, lo que les lleva a percibir más estímulos (y esto les causa más ansiedad).

Igual que en el caso anterior, Karina Zegers de Beijl, fundadora de la 'Asociación de Personas con Alta Sensibilidad de España' (APASE) plantea que esta es una cualidad un poco negativa. Pues si tienen poco control sobre los estímulos que reciben estos niños sensibles, pueden caer en un estrés muy alto y sufrir de agotamiento mental. Todo esto es debido a la sobreactivación neuronal.

- Tienden a abrumarse con diferentes entornos
Esto hace referencia a que los niños con alta sensibilidad se suelen irritar bastante en espacios que son muy bulliciosos, que tengan aglomeraciones de personas o que tengan muchas luces brillantes, llegando a aturdirse. Por lo que suelen retraerse y distanciarse hacia un lugar más tranquilo.

Tienen sus sentidos muy abiertos
Los niños PAS pueden utilizar sus cinco sentidos en conjunto y en todo su potencial. Esto se debe a que se enfocan profundo en un tema o estímulo para procesarlo de la forma más correcta. Esto hace que presenten mayor atención a detalles sutiles que para otros pueden pasar desapercibidos. Aunque una desventaja por esto, es que los pequeños tienden a la hipersensibilidad táctica, por lo que no pueden mantener un contacto físico por mucho tiempo con otros o estar impasible en un mismo lugar.

- Poseen una gran inteligencia
Los niños PAS tienen una gran inteligencia, tanto emocional como cognitiva. A pesar de que algunos los cataloguen como extremadamente sensibles y aislados, la verdad es que son niños con una gran intuición, percepción, capacidad de análisis y reflexión. Además poseen una gran creatividad y constancia para cumplir sus metas. Cabe resaltar que, deben tener cuidado con este aspecto, ya que pueden inclinarse hacia el perfeccionismo y por ende, a la frustración.

- Son muy emocionales
Por otro lado, los niños PAS son capaces de experimentar las emociones 'a flor de piel', por lo que experimentan con gran intensidad diversas emociones tanto positivas como negativas. Tales como la tristeza, ira, alegría o satisfacción, además no tienen miedo de demostrarlo en cualquier ocasión. Una cualidad muy beneficiosa en este aspecto, es que poseen un pensamiento mayormente positivo, por lo que son capaces de enfrentar mejor diversas situaciones difíciles.

¿Cómo acompañar a tu hijo con alta sensibilidad? - Tips para padres

Acompañar a tus hijos pas

Si bien la alta sensibilidad no es un impedimento para una vida tranquila, no está de más tener algunos consejos sobre cómo acompañar a los niños altamente sensibles para ayudarlos a estar cómodos consigo mismos.

1. Borrar el estigma
La alta sensibilidad no es un trastorno mental, ni una enfermedad, se trata de un rasgo de personalidad. Por lo que los niños sensibles pueden vivir una vida plena y sin complicaciones. Debemos evitar los estereotipos o los estigmas relacionados con los niños PAS.

2. Buscar ayuda profesional
Esto es recomendable para los casos en que los niños tiendan a la frustración. Ir a terapia con un psicólogo infantil les puede ayudar a tener un mejor manejo de sus emociones y un mayor conocimiento sobre su estado. Además puede facilitarles a los padres el entender esta condición y qué forma de crianza puede ser de mayor beneficio.

3. No caigas en la sobreprotección
Los niños con alta sensibilidad no necesitan una protección extra, necesitan tener una gran confianza en sí mismos, para no negar su rasgo e incluso sentirse orgulloso de este. Habla sobre sus cualidades, beneficios y cómo controlar el estrés. Será útil enseñarles técnicas de relajación.

4. No trates de cambiarlo
La idea es que estos pequeños se sientan a gusto con quienes son y así construir una fuerte identidad y confianza propia. Ayúdalo a encontrar maneras de adaptarse a su entorno que sean funcionales para ellos sin que tengan que reprimirse.

Un niño o niña con alta sensibilidad es igual a otros niños, solo que posee cualidades que lo hacen interesante. Por lo que los niños PAS tienen derecho a tener una infancia amorosa y divertida, con sus reglas y responsabilidades.

Puedes leer más artículos similares a Niños PAS - 4 pistas para acompañar a tu hijo con alta sensibilidad, en la categoría de Conducta en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: