No todos los niños con alta sensibilidad son introvertidos - Guía NAS

Cómo saber si mi hijo es un niño altamente sensible y cómo acompañarle

Úrsula Perona
Úrsula Perona Psicóloga infantil y divulgadora

¿Cómo reconocer que un niño es altamente sensible? ¿Cuáles son las características de este rasgo de personalidad? ¿Sabías que no todos los niños con alta sensibilidad son introvertidos? ¿Cómo podemos los padres acompañarles en el día a día y cómo lograr su bienestar? La psicóloga Úrsula Perona, especialista en PAS y NAS, nos ofrece una guía muy completa para comprender mejor este rasgo.

¿Qué es la alta sensibilidad en los niños?

Los niños con alta sensibilidad

Cuando hablamos de niños con alta sensibilidad (NAS) no estamos hablando de un trastorno del neurodesarrollo, una patología o una dificultad de aprendizaje, sino de un rasgo de la personalidad que poseen ciertos niños y que les puede causar inconvenientes en ciertos aspectos de su vida. Cuando hablamos de un adulto con este rasgo, nos referimos a él como persona de alta sensibilidad o PAS.

Este término surge de la mano de una psicóloga norteamericana llamada Elaine Aron en los años 70, quien se da cuenta de que las personas introvertidas eran más sensibles que las personas extrovertidas (si bien luego veremos que no es una norma que se existan a todos los niños NAS). A raíz de la investigación que lleva a cabo se empieza a hablar de la sensibilidad tan notable y marcada que tienen ciertas personas, en este caso niños y niñas.

Cabe señalar que, al igual que sucede con otros rasgos de nuestra personalidad, los niños altamente sensibles nacen altamente sensibles, ya que estos rasgos básicos se dan desde el primer momento.

¿Cómo puedo saber si mi hijo es altamente sensible?

Las características de los niños NAS

El NAS o el PAS describe una serie características que merece la pena conocer en detalle:

1. Sensibilidad en los sentidos
Niños y niñas altamente sensibles poseen un oído muy fino, tanto que pueden percibir sonidos leves. A su vez, el desarrollo de los otros sentidos hace que el procesamiento de información sea más exhaustivo.

2. Análisis de información
No es que sea un rasgo solo de los niños con alta sensibilidad, pero sí es muy común en ellos. Tienden a analizar detenidamente la información, por lo que su manera de actuar es más meditada: van a pensar mucho antes de actuar, ya que su proceso de toma de decisiones es más largo.

3. La hipersensibilidad sensorial
A estos niños les suele molestar mucho la ropa, tienen rabietas para vestirse porque todo les pica o estorba y esto puede ser entendido como un berrinche sin más o un capricho como otro cualquiera. Cuando lo cierto es que, al tener un sistema neuronal tan fino, perciben todo, incluso la ropa, de un modo mucho más intenso al que lo percibimos el resto de las personas.

4. La gestión las emociones
La manera en la que sienten, experimentan y expresan sus emociones también es bastante más intensa que en los niños que no presentan este rasgo. Tienen más facilidad para desbordarse emocionalmente por lo que pueden aparecer rabietas, llantos y conductas agresivas.

Los niños altamente sensibles no son siempre introvertidas

Niños de alta sensibilidad que no son introvertidos

Solo el 70 por ciento de los PAS pertenecen al grupo de las personas tímidas o introvertidas. Es decir, hay un 30 por ciento de niños con alta sensibilidad que también son abiertas y extrovertidas. Precisamente porque tenemos asociado este prejuicio, que los niños PAS son tímidos, cuesta más identificarlos.

En cambio, los niños de alta demanda sí suelen ser más sensibles de lo normal. Pero eso no supone que los NAS siempre sean de alta demanda. Son rasgos de la personalidad que muchas veces aparecen ligados, pero no en todos los casos.

Cuando hablamos del miedo a ruidos fuertes como pichar un globo o los truenos podríamos estar hablando también de un rasgo común a niños con Trastorno del Espectro Autista. Pero, aunque tengan este rasgo en común, no quiere decir que se deba confundir con el otro trastorno.

Consejos para padres de niños NAS (con alta sensibilidad)

Cómo son los niños nas

Como ya hemos dicho, se trata de un rasgo de la personalidad por lo que a priori no hay que tratar al niño en el especialista. La clave está en saber que nuestro hijo es un niño PAS o NAS y que nosotros en casa podemos hacer mucho por ayudarle.

En ocasiones los padres y madres no sabemos cómo tratar con nuestros hijos: enseñarles y educarles, establecer los límites adecuados a su edad, pero siempre entendiendo su punto de vista. Una tarea que se vuelve mucho más compleja en el caso de niños con una sensibilidad muy desarrollada. Por ello son tan necesarias las consultas de padres, pedir consejo es esencial para entender a los niños y saber adaptarse a sus necesidades.

- Ponte en el lugar de tu hijo y ayúdale a gestionar sus emociones
Las personas altamente sensibles que crecen en entornos hostiles sin libertad para expresar sus emociones tendrán más probabilidad de sufrir trastornos de la ansiedad en la adolescencia o la adultez. Por eso, es necesario que, en casa, desde que son bien pequeños, nos pongamos en su lugar, comprendamos qué supone ser un niño con este rasgo de personalidad y le ayudemos a gestionar sus emociones con paciencia, respeto y mucho cariño.

- Crea un espacio seguro para él
No quiere decir que hagas lo imposible para que viva en una burbuja, eso sería sobreprotegerle y no es lo que necesitan los niños con alta sensibilidad, pero sí que le serviría de mucho que en el hogar el ambiente fuera tranquilo y sin exceso de ruidos fuertes.

- Establece límites acordes a su edad
Tan importante es ser flexible como mantener cierta disciplina y límites que les ayuden a seguir una rutina, a mantener el control y a sentirse igual que el resto de niños y niñas de su misma edad.

- Atiende sus necesidades básicas
Son niños muy especiales que necesitan de una atención diferente. Mantener el contacto con la mirada, escucharles sin prisa, darles tiempo a que tomen sus propias decisiones será básico para su bienestar.

- Enséñale cómo puede resolver ciertas situaciones
En ocasiones, se van a ver sobrepasados por ciertas situaciones cotidianas. En lugar de decirles que carece de sentido o en vez de permitir un análisis demasiado intenso de lo que ha pasado, sencillamente hablaremos de lo sucedido, de cómo se ha sentido. Validar las emociones y relativizar las cosas les hará sentirse tranquilos y seguros.

- Proporciónale estrategias y recursos
Los niños NAS o PAS se benefician mucho de las terapias específicas que podrían conseguir que su evolución sea más satisfactoria.

Puedes leer más artículos similares a No todos los niños con alta sensibilidad son introvertidos - Guía NAS, en la categoría de Conducta en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: