El método japonés contra la pereza de los niños

Estefanía EstebanRedactora de GuiaInfantil.com

A veces un niño puede tardar diez largos minutos en terminar una simple operación de matemáticas. Y otros diez largos minutos en decidir si va o no a lavarse las manos. Por no hablar de recoger los juguetes. O de levantarse por las mañanas. Pero, ¿por qué son tan perezosos los niños?

Tal vez la cuestión no sea responder a esa pregunta, sino a esta otra: ¿Cómo consigo que mi hijo no sea tan perezoso? La solución la encontramos en una técnica japonesa. Se llama la regla del minuto

Regla del minuto o Método Kaizen contra la pereza

Niño apaga reloj

En Japón le llaman Método Kaizen, que significa 'sabiduría para cambiar'. Aquí lo conocemos como regla del minuto. Parece ser un método infalible para terminar con la desidia y la pereza a la hora de hacer determinada tarea. O más bien, para conseguir que seamos más perseverantes y no dejemos las cosas a medias. Este método, por supuesto, se puede aplicar tanto para adultos como para niños. 

Pero, ¿en qué consiste? Se trata de destinar un minuto, un sólo minuto a la tarea que nos cuesta o que más le cuesta a nuestro hijo. Con una única condición: que la realice siempre a la misma hora. Es decir, ¿que a nuestro hijo le cuesta mucho recoger su cuarto? Muy bien... todos los días, a la misma hora, recogerá su cuarto durante un minuto. Tal vez le motive tener un reloj a mano marcando silencioso los segundos. Uno, dos... así, hasta 60.  ¿Quién no puede hacer una tarea durante un minuto?

Tal vez nos resulte extraño, pero un pequeño paso puede significar mucho. De hecho, un paso es siempre el comienzo de un gran camino. Lo que este método consigue es que llegue el día en el que llegue la hora de recoger el cuarto y el niño recoja todo de forma automática, porque lo tiene interiorizado y ya no le cuesta hacerlo. Y ese es el momento de aumentar el tiempo de un minuto a 5 minutos. Y más adelante, a 10 minutos. Y llegará el día en el que a tu hijo no le importe el tiempo invertido en recoger el cuarto

El creador de esta técnica, el japonés Masaaki Imai, piensa que este método es muy eficaz para todo en la vida. El método Kaizen viene a ser una forma de cambiar de forma paulatina sin gran esfuerzo, un método de adaptación a lo que menos nos gusta. 

Por qué los niños son perezosos

Existen muchas razones por las que un niño puede ser perezoso. Entre ellas:

- La tarea que tiene que realizar el niño le parece compleja y piensa que no podrá hacerlo. 

- No le motiva.

- No pasa nada por no hacerla... la educación que recibe es tan blanda que nunca le exigen hacer las tareas. 

Para evitar que ocurra todo esto y que tu hijo aplique la ley del mínimo esfuerzo, busca la forma de motivarle para realizar todo lo que le da pereza. Incentívale, elógiale y por supuesto, utiliza el juego y la imaginación para que las tareas tediosas se conviertan en algo divertido.